Francisco Garfias

La nota de ayer fue la vinculación a proceso del exsecretario de Economía, operador del T-MEC  y diputado federal electo del PRI, Ildefonso Guajardo, por supuesto enriquecimiento inexplicable.

Esa noticia-bomba quitó espacios mediáticos al video que dio a conocer Carlos Loret de Mola en el que aparece Martín Jesús López Obrador, hermano del Presidente, en el momento en que recibe 150 mil pesos en efectivo de manos de David León, el mismo que apareció en video similar con el otro hermano incómodo: Pío.

Ildefonso lo vinculan a proceso por incremento injustificado de sus ingresos entre 2014-2018.

La Función Pública revisó propiedades, cuentas bancarias aquí y en Estados Unidos. Le hizo cinco observaciones y le pasó el asunto a la Fiscalía General de la República.

La primera observación tiene que ver con cuatro cheques por un total de 720 mil pesos. Guajardo dice que son de un pago que le hizo su hermano Julio. Luego recibió una transferencia por otros 400 mil pesos, en 2015. Fue otro pago de un amigo al que le prestó para comprar un departamento, aseguró. Tercera: un depósito en efectivo por 50 mil pesos. Es producto de la venta de una vieja camioneta Grand Cherokee, dijo. Cuarta: un cuadro que adquirió del pintor oaxaqueño Guillermo Olguín, que compró en 2010. No lo había reportado porque asegura haberlo recibido hasta 2015. Quinto: 300 mil dólares que recibió en 2015 en una cuenta en Estados Unidos. “Es una transferencia de mi hermano para compensar los derechos de herencia de mi madre para que ellos se quedaran con la casa”, declaró.

El exsecretario de Economía se dice tranquilo. Jura que tiene prueba de sus dichos. No irá a la cárcel. Enfrentará su proceso en libertad. Tendrá que firmar cada mes. No puede salir del país. “No quiero acusar a nadie, pero esto me huele a persecución política”, escribió Guajardo en un comunicado.

A partir del primero de septiembre será diputado federal.  “Lo digo fuerte y claro: lo haré en mi papel opositor”, advirtió.

El exsecretario de Economía reveló que la fiscalía quería impedir su toma de protesta como diputado, pero el juez que lleva al caso le corrigió la plana. Una y otra vez repitió que confía en el Poder Judicial.

El tema provocó revuelo en la clase política. Hubo reacciones por todos lados. Destaco lo que nos dijo el senador suplente del PRI, Heriberto Galindo, integrante de la vieja guardia del tricolor:“Tratan de bajarle la espuma a lo del hermano menor (del Presidente). Es un globo mediático”, aseguró. Y añadió: “Ildefonso no da el tipo. Es un hombre capaz, ordenado…”.           

*No cambian los argumentos del presidente López Obrador frente a evidencias que ponen en fuera de lugar a sus parientes: PíoFelipaManuela y Martín.

“Es la campaña negra de siempre de mis adversarios. Ya estamos acostumbrados a eso, pero también siempre hemos salido de la calumnia ilesos”, dijo en la mañanera.

Era la primera reacción al video de su hermano menor.  Intentó minimizar lo que todos vimos: “Entiendo que es un asunto hasta personal. Lo están convirtiendo en un asunto político. Fue un trato personal entre David León y mi hermano. Sin embargo, se junta para hacer ver que es dinero para campaña, dinero político, dinero para mí, cosa que no es cierto”.

AMLO atribuye la “campaña negra” a los muchos intereses que ha afectado en su cruzada contra la gente que se dedicaba a robar, a saquear. Y como es su costumbre, se le fue encima al mensajero: “Es la actitud del periodismo oficial, oficioso, vinculado a la corrupción, al poder”.

Se cuidó, eso sí, de decir que si hay algún delito de su hermano, de quien sea, el no cubre a nadie. “El que comete un delito, sea quien sea, debe ser castigado”, reiteró.

David León Romero confirmó en redes sociales la entrega de los fajos de billetes a Martín, pero asegura que fue un préstamo personal proveniente de sus ahorros. ¿Será?


*En cualquier momento López Obrador puede dar el manotazo en el tema minero. Fuentes del gobierno federal adelantan que el gesto de molestia del Presidente tiene como destinatario al senador Napoleón Gómez Urrutia, líder del sindicato minero. ¿Motivo? Se enteró de que el líder sindical realiza maniobras para impedir que se cumpla el acuerdo suscrito para reabrir la mina San Rafael, en Cosalá, Sinaloa. Según las fuentes, el hombre de Palacio ya dio instrucciones para la revisión y reapertura de la mina.

“No va a permitir que pongan en mal a su gobierno y se arruinen meses de negociaciones. En especial porque viene la revisión de más temas mineros”, advierten.

Publicado en excelsior