El presidente Andrés Manuel López Obrador detalló que su propuesta de reforma constitucional al sector eléctrico propondrá que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) tenga el 54% del mercado y la iniciativa privada, el 46%.

El mandatario federal explicó que la empresa del Estado abastece únicamente el 35% del mercado nacional pese a que su capacidad es más amplia respecto al sector privado, no obstante, tiene infraestructura subutilizada, lo que impide el despacho de energía.

“En general lo que vamos a plantear es que el Estado pueda hacerse cargo del 54% del mercado nacional, ahora la CFE puede aportar el 35% y tiene capacidad para mucho más, pero sus plantas están paradas o subutilizadas porque no les permite el despacho”, explicó López Obrador.

Cuestionado sobre un acaparamiento del mercado por parte de la CFE, el jefe del Ejecutivo afirmó que no se pueden seguir permitiendo los abusos de empresas como Odebrecht o Repsol y se tiene que privilegiar a las empresas públicas que no tienen fines de lucro.

Aclaró que no se desplazará a la competencia, sino que se pondrá orden en el sector a fin de que haya una distribución adecuada de la energía eléctrica en el país.

“La reforma que estoy proponiendo es ‘vamos a mejorar esta relación y que la CFE pueda dar el servicio’; mantener la red nacional es un asunto de seguridad nacional, tiene que ver con protección civil, que no haya apagones, que no nos falte la luz y sobre todo poner orden con la reforma”, sostuvo el presidente de la República en su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional.

López Obrador afirmó que en todo momento buscarán que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) no califique las acciones de la reforma como una maniobra monopólica y haya una lluvia de amparos.

Fuente: Forbes