A partir de este jueves 15 de julio, el Instituto Nacional Electoral (INE) iniciará a través de los tiempos oficiales en radio y televisión, la difusión de la Consulta Popular que se realizará el próximo 1° de agosto, por lo que, conforme lo establece la Constitución, a partir de hoy debe suspenderse todo tipo de propaganda gubernamental, de acuerdo con el artículo 35 de la Carta Magna. 

En este lapso y hasta la conclusión de la Consulta Popular, sólo están permitidas las campañas de información de las autoridades electorales, las de servicios educativos, de salud y de protección civil.

En ningún caso esta propaganda incluirá nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada de cualquier servidor público.

La Ley Federal de Consulta Popular, aprobada por el Congreso de la Unión, establece que ninguna otra persona física o moral, sea a título propio o por cuenta de terceros, podrá contratar propaganda en radio y televisión dirigida a influir en la opinión de los ciudadanos.

Durante los próximos 15 días, el INE promoverá la difusión y discusión informada de la Consulta Popular y es la única autoridad que puede administrar los tiempos de radio y televisión; por ello, los medios de comunicación no pueden permitir que se contrate, pacte o acepte la difusión de propaganda, porque pueden incurrir en responsabilidad.

De acuerdo con la Metodología de Difusión y Promoción de la Participación Ciudadana aprobada por el Consejo General, se tendrán 377 mil 606 impactos a nivel nacional en radio y televisión durante el periodo del 15 de julio al 1° de agosto, en 3 mil 492 emisoras. 

Además, el Instituto realizará 335 Jornadas de Diálogo a nivel nacional, estatal y distrital con el objetivo de promover la participación ciudadana en la Consulta Popular, así como la discusión informada y razonada entre la ciudadanía, academia y organizaciones de la sociedad civil.

Se celebrarán tres jornadas nacionales, 32 estatales y 300 distritales, las cuales se difundirán a través de las redes sociales del INE y de las Juntas Locales, además permanecerán a disposición del público en general en el micrositio www.ine.mx/consultapopular/

Durante los tres días naturales anteriores a la jornada del 1° de agosto y hasta el cierre oficial de las Mesas Receptoras de la Consulta Popular queda prohibida la publicación o difusión, total o parcial de encuestas, que tengan por objeto dar a conocer las preferencias de los ciudadanos o cualquier otro acto de difusión.

La Consulta Popular pretende que la ciudadanía muestre su aprobación o rechazo a que, con apego al marco legal, sean llevadas acciones para el esclarecimiento de decisiones políticas tomadas en el pasado. De manera específica, la pregunta sometida a consideración será la siguiente:

“¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

Si bien la libertad de expresión tiene una garantía amplia y robusta, el uso de Internet por parte de la ciudadanía no excluye de las obligaciones que existen en materia electoral, especialmente cuando se trate de incidir en las preferencias de la Consulta Popular.

El INE instalará 57 mil 124 Mesas Receptoras que serán operadas por 286 mil 380 funcionarias y funcionarios, para recibir la opinión de 93 millones 489 mil 989 ciudadanas y ciudadanos en la Lista Nominal, con derecho a participar en la Consulta Popular.