El gobierno de Canadá anunció este lunes que el 9 de agosto reabrirá su frontera para los estadounidenses completamente vacunados y que el 7 de septiembre hará lo propio con los inmunizados del resto del mundo.

Las fronteras de Canadá permanecían cerradas para los viajes no esenciales desde el 18 de marzo de 2020 debido a la pandemia de coronavirus.

Para ingresar al país, viajeros deberán haber recibido dos dosis de una vacuna autorizada por Health Canada al menos 14 días antes y estar libres de síntomas.

«El 9 de agosto entrarán en vigor importantes cambios en la frontera para permitir que los estadounidenses y los residentes permanentes que viven en Estados Unidos completamente vacunados entren a Canadá por razones no esenciales», dijo la ministra canadiense de Salud, Patty Hajdu, durante una rueda de prensa.

Por el momento, Estados Unidos no se comprometió a una apertura recíproca. «Continuamos revisando nuestras restricciones de viaje», dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, quien agregó que siguen el consejo de sus «propios expertos médicos».

Presionado en las últimas semanas por el sector turístico para levantar las restricciones en un país donde la vacunación está muy avanzada, el gobierno de Justin Trudeau también anunció una apertura total para el mes de septiembre.

La apertura de la frontera entre Canadá y Estados Unidos será seguida por la apertura de frontera para viajeros de otros países.

«(La) Reapertura de nuestra frontera a los viajeros completamente vacunados de cualquier país siempre que cumplan con las condiciones de entrada», dijo Dominic LeBlanc, ministro de Asuntos Intergubernamentales.

Según cifras del gobierno publicadas el lunes, el 75 por ciento de los residentes de Canadá ya recibieron la primera dosis. Mientas que uno de cada dos está completamente inmunizado.

Fuente: EFE