La presidenta de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri Riancho, dio la bienvenida a la nueva corriente disidente denominada Plataforma por la Refundación del PRI, que busca la modernización del partido a través de una Asamblea Nacional urgente organizada por una comisión independiente. 

Entrevistada en el Senado, la exdirigente nacional del tricolor puntualizó que es indispensable que se debata al interior del PRI el futuro del partido y celebró que un grupo de militantes tenga esa iniciativa.

“Yo creo que el PRI necesita un debate de altura en el que participen sus militantes de todas las generaciones, de todas las edades, comisiones, vamos a decir, similares y al mismo tiempo diferentes para construir la agenda hacia la Asamblea Nacional que habrá de celebrar el partido para cumplir con sus estatutos”, expresó.

Sauri Riancho señaló que aunque la Asamblea Nacional del PRI está programada hasta febrero de 2022, lo que le preocupa es que aún no se ha dado a conocer el inicio del proceso de su preparación. “A mí no me preocupa tanto la fecha de la realización del pleno de la

Asamblea Nacional, lo que me preocupa es ver un calendario de preparación hacia la Asamblea Nacional y espero que en breve el Comité Nacional le proponga a los órganos del partido para su aprobación”, apuntó.

La diputada yucateca remarcó que todas las críticas deben ser bienvenidas en el PRI, pero rechazó la idea de que el partido esté en riesgo de perder su registro, como aseguran algunos, pues “en un caso extremo”, todos los partidos políticos saben que necesitan al menos un tres por ciento de la votación nacional para conservarlo. 

“El PRI como un partido histórico, como un partido que tiene ya, prácticamente, 93 años en la vida política del país tendría que hacer las cosas muy muy mal para caer en ese supuesto y yo espero, por el contrario, que el PRI, una vez más saque el vigor de sus raíces de su historia para salir adelante”, manifestó la expresidenta del tricolor.

Fuente: El Universal