Las demoras en vuelos que reportó por la mañana el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) no se debió a una falla en los radares, sino al servicio de un proveedor de internet de la Administración Federal de Aviación en Estados Unidos, aclaró el Servicio a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM).

En su cuenta de Twitter detalló que los planes de vuelo se están registrando de forma manual “con las consiguientes demoras”.

El presidente de la Comisión de Derecho Aéreo del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México (INCAM), Francisco Serrano Orozco, explicó que desde Estados Unidos se envían los planes de vuelo, es decir, las rutas que deberán seguir los aviones y que no siempre son las mismas pues cambian por diversas causas como nubes, tormentas, tráfico aéreo o zonas militares activas, entre otras.

La falla, continuó, no representa un peligro a la navegación aérea sino simplemente demoras, porque “se hacen a la antigua, a mano en las oficinas de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) de cada aeropuerto”.

Eso, dijo Serrano Orozco, es común en los aviones chicos o que no cuentan con las aplicaciones para subirlos de manera electrónica.

Según la información que ha difundido hasta el momento el SENEAM, el problema también afecta a las aerolíneas que tienen contratado el servicio de carga y balance con externos, es decir, contratos con empresas que realizan el cálculo para balancear el peso de las aeronaves o evitar que vayan sobrecargadas.

Sin embargo, Serrano Orozco, quien también es piloto aviador, comentó que no tiene conocimiento de un fallo similar en el pasado.

Fuente: 24 horas