Ante el retorno a laborar para el próximo 2 de agosto de los trabajadores al servicio del Estado, el dirigente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), Joel Ayala Almeida, anunció enviará hoy un documento al presidente Andrés Manuel López Obrador para exponerle la necesidad de establecer un “seguro de protección”, y subrayó que de no otorgarse esto, no regresarán.

Este debe contemplar la aplicación de las dos vacunas, uso de cubrebocas, careta, guantes y gel antibacterial, además de la sanitización diaria de las áreas de trabajo y la aplicación gradual de pruebas Covid-19 al personal antes de su regreso a las instalaciones.

El líder gremial subrayó que la prioridad es salvaguardar la salud de los trabajadores, por lo que en la carta que se enviará hoy a nombre de los 82 sindicatos que conforman la FSTSE, se establece la necesidad de establecer como condicionante, un “seguro de protección” que consiste en que los servidores públicos que retornen a las oficinas, tengan el cuadro completo de vacunas.

“México tiene primer lugar en fallecimientos de su personal en los centros de atención médica en lo que corresponde a los trabajadores que pertenecen al aparato gubernamental, principalmente del sector salud.

Insistió en que la condición para regresar es el “seguro de protección”, puesto que es una situación de alta responsabilidad. Con las medidas que se solicitan, se busca una mayor protección a los trabajadores al servicio del Estado, de no aceptarse esta condición por parte del Presidente, no retornarán, pues se trata de su propia vida, afirmó Ayala Almeida.

Fuente: grupo en concreto