A través de un comunicado, la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México advirtió que ante las diversas denuncias sobre la expedición de certificados de vacunación contra el COVID-19 falsos en calles del Centro Histórico (específicamente en el portal de Santo Domingo) quienes sean sorprendidos comprando o vendiendo estos documentos podrían ser acreedores a diversas sanciones, entre ellas, prisión.

“Quienes soliciten o expidan este documento podrían están incurriendo en un delito de acuerdo con el Artículo 339 del Código Civil de la Ciudad de México, el cual advierte lo siguiente: Al que para obtener un beneficio o causar un daño, falsifique o altere un documento público o privado, se le impondrán de tres a seis años de prisión y de cien a mil días multa, tratándose de documentos públicos y de seis meses a tres años de prisión y de cincuenta a quinientos días multa, tratándose de documentos privados”.

Según la dependencia, las penalidades se impondrán al que, con los fines a que se refiere el párrafo anterior, haga uso de un documento falso o alterado o haga uso indebido de un documento verdadero, expedido a favor de otro, como si hubiere sido expedido a su nombre, o aproveche indebidamente una firma o rúbrica en blanco.

Como se recordará, en diversos medios se han dado a conocer la venta de certificados falsos que se expiden en el Centro (a unas cuadras donde despacha la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum) donde se venden los documentos en un precio inicial de 500 pesos y que pueden llegar hasta los 4 mil pesos.

Para hacerlos, se pide la credencial de elector.

Fuente: agencias