El Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó multar al gobernador electo de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, por 28 millones, debido a triangulaciones ilegales entre empresas, su familia y Movimiento Ciudadano.

De acuerdo con la investigación de la Unidad Técnica de Fiscalización (UTF), se triangularon apoyos por 14 millones 26 mil 500 pesos a través de depósitos de empresas a familiares del mandatario electo, luego éstas lo enviaron a Movimiento Ciudadano y el partido lo entregó a la campaña en especie, con el pago de espectaculares y enseres para actos públicos.

Bertha Silvia Sepúlveda Andrade, madre de Samuel García, aportó 11.6 millones de pesos y sus hermanos Silvia y Roberto, ambos de apellidos García Sepúlveda, transfirieron 1.5 millones y 840 mil pesos, respectivamente.
El dictamen indica que realizaron las aportaciones como militantes, pero las indagatorias descubrieron que los familiares del gobernador electo sirvieron “como puente para la transferencia de recursos de persona moral (empresas)”.

Previo a la transferencia, hermanos y madre “recibieron en sus cuentas bancarias personales, cantidades de numerario que resultaban equivalentes y de las que eventualmente se liberaban a través de la transferencia de recursos a la cuenta bancaria del partido político Movimiento Ciudadano”.

El dinero transferido a la campaña del gobernador electo de Nuevo León, según las indagatorias del INE que se allegó de información de la Unidad de Inteligencia Financiera y el Sistema de Administración Tributaria, pertenecía en realidad a los corporativos SAGA Tierras y Bienes Inmuebles, Firma Jurídica y Fiscal Abogados y Firma Contable y Fiscal Contadores y Financieros.

Los consejeros aprobaron dar vista a la Fiscalía Especializada de Delitos Electorales (FEDE), institución que desde la campaña abrió una investigación contra el en ese entonces candidato de Movimiento Ciudadano por financiamiento ilegal.

Fuente: 24 horas