Con los votos en contra de Acción Nacional y del Partido de la Revolución Democrática (PRD), el Pleno de la Cámara de Diputados ratificó en el cargo de secretario de Hacienda y Crédito Público a Rogelio Ramírez de la O.

El funcionario es el tercer titular de esta dependencia en los tres años que lleva la actual administración federal, y fue precedido por Arturo Herrera Gutiérrez, quien a su vez sustituyó a Carlos Urzúa.

El dictamen aprobado en sesión extraordinaria recibió 319 votos a favor, 53 en contra y cero abstenciones.

Ramírez de la O expuso, durante su intervención en la Comisión de Hacienda y Crédito Público que se acelerará el desembolso de recursos para el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas, el aeropuerto de Santa Lucía y el desarrollo del istmo de Tehuantepec.

Mencionó que esas obras “ya empiezan a madurar” y con el avance que tienen requerirán una mayor cantidad de fondos.

Sobre el presupuesto para el próximo año el titular de la SCHP manifestó que no contemplan mayores cambios ni recortes a programas, a diferencia de lo que ocurrió en 2019.

“En esta ocasión ya son los programas de esta administración, ya no estamos en la situación en la que haya que recortar programas, entonces estamos buscando que la inversión se mantenga en los programas que ya están”, señaló el titular de SHCP.

Agregó que este año se estima un crecimiento de 6% y para el próximo de 3.6%, aunque aún es posible que se ajuste a la baja o la alza, lo cual dependerá del escenario internacional.

El funcionario adelantó que presentará un paquete económico para el próximo año que será equilibrado y responsable que buscará un desarrollo social incluyente, “dotado de mayores oportunidades a los más desfavorecidos”.

Ramírez de la O enfatizó que el Presidente está firme en su postura de no aumentar las tasas de impuestos ni de crear nuevas tributaciones, pues siguen convencidos de que tiene margen en las finanzas y acomodar las necesidades de gasto con criterios de austeridad.

“Me gustaría ser sumamente claro en materia de no creación de impuestos y no incrementar impuestos, la secretaría trabajará para promover el cumplimiento de las obligaciones fiscales en favor de la mayoría, sin esconder impuestos mediante sistemas complejos y poco transparentes.

“La transformación tributaria que buscamos está centrada en la simplificación pues los contribuyentes pequeños y medianos no pueden cumplir con sus obligaciones con el sistema tributario complejo y costos que tenemos actualmente”, expresó.

La votación de los diputados tomó casi 50 minutos realizarla pues se hizo de viva voz ya que el nuevo sistema de audio, asistencia y votación automatizado aún no estaba instalado.