La diputada Verónica Juárez Piña, coordinadora del Grupo Parlamentario del PRD, acusó a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México de haber actuado con negligencia al no tomar las medidas preventivas necesarias para evitar la fuga de los exdiputados Saúl Huerta y Mauricio Toledo.

Recordó que tanto el Gobierno de la Ciudad de México como la Fiscalía General de Justicia cuestionaban la demora de la Cámara de Diputados para concluir el proceso de desafuero de ambos exdiputados, “pero cuando por fin se reunieron las condiciones, la Fiscalía no actuó con la celeridad debida para evitar su huida.”

 “Es inadmisible que la Fiscalía no haya activado los protocolos necesarios para evitar la salida del país de Mauricio Toledo, quien abandonó México, supuestamente, con destino a Chile desde el 26 de julio, ya con el proceso de desafuero en marcha”, afirmó en un comunicado. 

En el caso de Benjamín Huerta, dijo la diputada federal por Jalisco, “la única instancia que no puede localizarlo es la FGJ de la CDMX, a pesar de que el exlegislador de Morena todavía ayer ofreció entrevistas a medios de comunicación argumentando su inocencia.”

Sostuvo que “la Fiscalía tuvo semanas para armar un expediente sólido en ambos casos, definir una estrategia jurídica y organizar un operativo eficaz para evitar que los exlegisladores evadieran la acción de la justicia, pero actuó con negligencia.”

Con su omisión, concluyó la diputada, “la Fiscalía demora la acción de la justicia y lo más grave, en el caso de Benjamín Huerta, expone la seguridad de la víctima –y la de su padre y madre- porque mientras el exdiputado no esté detenido, ellos no están seguros. Se debe activar un mecanismo de protección para ellos.”