La Auditoría Superior de la Federación (ASF) está en el ojo del huracán después de que se develara que adquirió 20 relojes de la prestigiosa marca suiza Longines por un monto total de 297 mil 360 pesos.

Un reportaje de la ONEA refiere que el convenio de la adquisición fue firmado el 4 de abril de 2018, tres semanas después de que David Colmenares, su titular, asumiera el cargo.

Los datos están sustentados con documentos de la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

Los relojes de lujo son modelo “La Grande Classique” y la ASF adquirió siete para mujer y 13 para hombre a la empresa Daruma Relojes, S de RL de CV, dedicada al comercio al por mayor de artículos de joyería y relojes, cuya sede se encuentra en Polanco, Ciudad de México.

La entrega de los relojes se dio, según los documentos públicos, el 9 de abril del 2019, aunque se desconoce a quién fueron entregados.

En la firmas del pedido destacan las de Pedro Anaya Perdomo, quien era el director de Recursos Materiales de la ASF y de Carlos López Albarrán, quien desempeñaba el cargo de subdirector de Servicios al Personal “3”.

López Albarrán aparece, actualmente, en el organigrama como director de Administración de Personal.

En detalle, la ASF adquirió siete relojes modelo “Longines dama, La Grande Classique 24MM, código L42094116”. Cada uno costó 11 mil 641 pesos.

En el caso de los relojes para caballero, adquirió 13 modelo “Longines caballero, La Grande Classique 36MM, código L47554116”, cada uno con un precio de 13 mil 451 pesos.

Fuente: 24 horas