El presidente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, afirmó que, la descomposición por la que atraviesa el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) es consecuencia de la relación de “complicidades, corrupción y pago de favores” que existe entre los magistrados y los partidos de la Mafia de la corrupción.

En este sentido, resaltó que desde que en 2016, gracias al voto de los legisladores “prianistas”, el Senado de la República y la Cámara de Diputados aprobaron que cuatro de los siete magistrados de la Sala Superior del TEPJF tuvieran una ampliación de su mandato y no pudieran ser renovados en la siguiente administración, hoy encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador; se corrompió el Tribunal, pues, sus integrantes “obedecen a quienes, de manera ilegal, les ampliaron el plazo como magistrados”. 

“La descomposición que vive el Tribunal es producto de este regalo que el PRI y el PAN les dieron a los magistrados electorales para tenerlos como incondicionales. Y como pago, los magistrados en diferentes ocasiones han beneficiado a los partidos del viejo régimen -a sus jefes. Ejemplo de ello, es la determinación del TEPJF de arrebatarle a la Coalición Juntos Hacemos Historia el triunfo en tres distritos federales y con ello, entregarle tres curules a la alianza de la corrupción (PAN-PRI-PRD). Además, no descartamos que traten de quitarnos, por lo menos, un par de las gubernaturas que ganó Morena en las pasadas elecciones; por eso, es necesario renovar por completo al Tribunal Electoral, que se vayan todos”, sostuvo Delgado.

Asimismo, destacó que la disputa interna que enfrentan es por intereses ajenos a la democracia pues “cuando hay motín es que hay pleito por el botín”. Además, dijo, ésta solo demuestra que la autoridad electoral no está a la altura del pueblo de México ni del momento democrático que estamos viviendo. 

“La única manera de que sigamos avanzando en nuestra democracia es que se lleve a cabo una reforma electoral, que renueve las instituciones, termine con las cuotas partidistas y los amiguísimos, pero sobre todo que traiga consigo Magistrados y Consejeros honestos e imparciales que estén dispuestos a trabajar por lograr una auténtica democracia” agregó.

El líder morenista, también aseguró que lo que el país necesita son organismos que no estén anclados al régimen del pasado y que dejen de ser un dique de contención a la democracia y, por el contrario, sean una autoridad capaz de resolver con certeza, imparcialidad y transparencia los asuntos pendientes derivados del proceso electoral del pasado 06 de junio.

“El pueblo de México nos ha demostrado una y otra vez que quiere vivir en una auténtica democracia, entonces, necesitamos autoridades comprometidas con este propósito. Por ello, desde Morena seguiremos impulsando reformas que conduzcan a regenerar la vida pública del país y que permitan que la gente participe en las decisiones más importantes de la vida política, porque en una auténtica democracia es el pueblo quien decide, no un grupo de unos cuantos, concluyó Mario Delgado.