El senador Ricardo Monreal anunció que mañana se dictaminarán tres iniciativas sobre la ley secundaria de revocación de mandato; el miércoles, durante la sesión presencial de la Comisión Permanente se podría convocar a un nuevo periodo extraordinario en ambas Cámaras, si se logran las dos terceras partes de los votos; en caso positivo, el viernes se celebraría la sesión para discutir y votar dicha ley, además la relativa al juicio político.

Este lunes se reúnen las comisiones Primera, de Gobernación y de Estudios Legislativos para dictaminar las iniciativas del PAN, PRI y Morena.

La comisión de Gobernación del Senado concluyó el proyecto de dictamen de la Ley Federal de Revocación de Mandato, reglamentaria del artículo 35 constitucional, en la que se sientan las bases para que los ciudadanos puedan decidir, a la mitad de cada sexenio, la permanencia en el cargo o la salida del presidente de la República en turno.

El proyecto de dictamen para normar ese ejercicio de participación ciudadana, que se iniciaría en noviembre para concluir en marzo próximo, en el que los ciudadanos votarían por la continuidad o el fin de la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador, se elaboró a partir de seis iniciativas de ley ya que, a las presentadas por el coordinador de Morena, Ricardo Monreal, la senadora del PRI Claudia Ruiz Massieu y el panista Damián Zepeda, se sumaron tres más.

Una es de Movimiento Ciudadano, otra del coordinador del PRD, Miguel Ángel Mancera, y una más de Antares Vázquez, Napoleón Gómez Urrutia y otros senadores de Morena.

La revocación de mandato es una nueva institución plasmada en la Constitución en la actual administración y en esta Legislatura que concluye el última día de este mes. Es una institución que existe en muchas partes del mundo y que México no la tenía contemplada.

Esta institución es formal y es vinculatoria. Sólo falta la Ley Reglamentaria para aplicarla el próximo marzo de 2022.
Movimiento Ciudadano y el PRI en el Senado adelantaron su rechazo para convocar a un periodo extraordinario, al considerar innecesario concretar ese ejercicio en 2022, debido a la crisis económica y sanitaria causada por la pandemia de COVID-19.

El senador panista, Damián Zepeda, autor de una de las iniciativas aclaró que la revocación de mandato no está en riesgo por falta de ley secundaria, ya que el derecho ciudadano de quitar a un mal gobernante nació desde la reforma constitucional de 2019 y puntualizó que la revocación debe traducirse en un mecanismo de participación de control y de castigo y no como un premio a los gobernantes en turno.