El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) descartó la aplicación de una segunda dosis de la vacuna china CanSino; aseguró que las farmacéuticas buscan que se consuman más productos.

Este martes AMLO anunció que únicamente se adquirirán los biológicos que son necesarias en función de una política de protección a la gente, no una política mercantil o comercial.

“Cada quien tiene su función, las farmacéuticas están en su papel no es ningún cuestionamiento pero el gobierno también tiene que cuidar el presupuesto, que es dinero de todos, no se puede desperdiciar y se tiene que actuar a partir de fundamentos científicos no de declaraciones o de boletines”, puntualizó López Obrador.

Lo anterior luego de que la farmacéutica Cansino informara a través de un boletín que se recomienda una segunda dosis de refuerzo. Su vacuna fue aplicada en su mayoría a los maestros en México mismos que han solicitado una segunda dosis para regresar a clases presenciales.

Por su parte Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud explicó que se busca tener la evidencia científica más sólida Y actualizada que permita tomar decisiones técnicas correctas.

“Hoy no existe evidencia científica publicada consistente que demuestre que ninguna de las vacunas contra covid pierde su capacidad protectora contra el virus”, declaró.

Asimismo resaltó que desde el gobierno se seguirá monitoreando si aparece evidencia científica clara que muestre que se reduce  la potencia protectora de las vacunas, “eso podría llevar a otra decisión pero hasta hoy eso no ha ocurrido”.

Sostuvo que menos de 1.6% de las personas que hoy están hospitalizadas por Covid en México son menores de 18 años, porque en ese segmento de la población no se presentan casos graves con una magnitud cómo se presentan en las personas adultas mayores.

También explicó que vacunar a menores de 18 años, se tiene la idea de que se evitan contagios, pero las vacunas no han demostrado tener una capacidad sustantiva para reducir el riesgo de contagio.

“Es decir la persona vacunada puede seguir contagiando, tiene menor riesgo de enfermar, menor riesgo de hospitalizarse, menor riesgo de morir pero puede infectarse y puede transmitir a pesar de que tenga la vacuna. Esto también se ha querido utilizar de que sólo si se vacuna a menores de edad se pueden abrir las escuelas, no tiene sentido esto porque las vacunas, todas las existentes no reducen la posibilidad de transmisión”, concluyó.

Fuente: 24 horas