La senadora por Guanajuato, Alejandra Reynoso Sánchez, registró un punto de acuerdo en la  Gaceta Parlamentaria de la Comisión Permanente, para exhortar al Gobierno federal a que establezca una mesa de diálogo en el que participen autoridades del Gobierno del estado de Guanajuato y del municipal de León, luego de que el pasado 14 de agosto el Presidente de la República, de manera unilateral y sin considerar a las autoridades locales, dejara fuera del proyecto El Zapotillo a la ciudad de León, Guanajuato.

En  el punto de acuerdo la Comisión Permanente del Congreso de la Unión se exhorta al titular del Ejecutivo federal, al Director General de la Comisión Nacional para el Agua (Conagua), a la titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para que establezca una mesa de diálogo con las autoridades del gobierno de Guanajuato y las del municipio de León, con el propósito de conocer las razones de excluir a León, Guanajuato del aprovechamiento del agua de la presa El Zapotillo y que informen sobre las alternativas contempladas para solucionar el suministro de agua para la ciudad de León. 

A través de sus redes sociales, la legisladora panista expresó que el abastecimiento de agua al municipio de León fue uno de los objetivos cuando se firmó el convenio para la construcción de la presa.

“Esta es una medida injusta, que carece de razones jurídicas y técnicas, además de que fue una decisión tomada de manera unilateral sin haberlo comentado con nuestro gobernador, Diego Sinhué. Guanajuato ya invirtió recursos en este proyecto, una acción como esta debe ser consultada y discutida tanto con la autoridad del estado como del municipio, la consecuencia de excluir a León afectará a millones de habitantes”, refutó la Wera Reynoso.

Cabe destacar que en junio de 2019 los gobernadores Diego Sinhué Rodríguez Vallejo y Enrique Alfaro Ramírez, de Guanajuato y Jalisco, respectivamente, firmaron un acuerdo de entendimiento para el aprovechamiento de las aguas del Río Verde, estableciendo un porcentaje determinado de aprovechamiento de agua para cada estado, incluyendo entre las regiones beneficiadas a la zona metropolitana de Guadalajara.

Un mes después, recordó la legisladora, el entonces secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales anunció que convocaría a realizar foros de discusión para diseñar alternativas a estos proyectos de abastecimiento de agua, abriendo la posibilidad a que sean cancelados por parte del Gobierno federal; mencionó que con el avance de la tecnología, una presa es una especie de mastodonte pesado que ya no funciona, sin embargo, dijo que la única manera para evitar seguir adelante con esta construcción es demostrar que se puede hacer una gestión integral del agua para atender también a los habitantes de Guadalajara.

Desde ese entonces, el Senado se pronunció al respecto, y solicitó a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales y a la Comisión de Nacional del Agua, para que enviaran un informe sobre los avances en la ejecución de los proyectos de abastecimiento de agua para los estados de Jalisco y Guanajuato, particularmente de la región de los Altos de Jalisco y de la ciudad de León, mismo que hasta la fecha no ha sido recibido, ni siquiera comunicación alguna al respecto, lamentó.

En este contexto la “Wera” Reynoso recordó que en 2005 se suscribió un convenio entre los Gobiernos federal y de los estados de Guanajuato y Jalisco para la construcción de la Presa “El Zapotillo”, en el cual se establecen los caudales reservados para los Altos de Jalisco y para la ciudad de León, Guanajuato.

Dos años más tarde, se suscribió otro convenio de coordinación entre Conagua y los gobiernos estatales de Guanajuato y Jalisco para llevar a cabo un programa especial para los estudios, proyectos, construcción y operación del sistema Presa El Zapotillo y acueducto Zapotillo-Altos de Jalisco-León, Guanajuato.

La senadora por Guanajuato manifestó su preocupación por las declaraciones del Presidente, “pues esta obra de infraestructura hidráulica solucionaría un problema grave que tiene la ciudad de León Guanajuato, pues el entonces titular del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado había advertido que la ciudad cuenta con más de un millón 700 mil habitantes y solo se tenía reservas para pocos años”.