María Ravelo, madre de José Eduardo Ravelo, denunció un intento de soborno por parte del alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, quien le ofreció dos millones y medio de pesos para que se “quedara callada”, luego de que José presuntamente fuera asesinado por policías, así relató la madre en el noticiero de Azucena Uresti.

María Ravelo dijo que el alcalde le pedía que se reunieran, no obstante, Renán Barrera le ofrecería el dinero directamente en su lugar.

“El alcalde no me ofreció un trato directo, pero sí con dos emisarios que mandó con mi abogado, me ofreció 2 millones y medio de pesos para que me quedara callada”. 

María Ravelo dijo que antes de que su hijo muriera, le contó sobre los abusos que sufrió por parte de los policías de Mérida mientras estuvo en custodia, sin embargo, María relató para Milenio que ahora el fiscal está entorpeciendo la investigación y que esto no podría quedar impune.

“Quiero que el alcalde me lo pida en ese momento, la vida de mi hijo no la voy a vender por nada del mundo”, destacó. 

María Ravelo aseguró que en esta investigación participará la Fiscalía General de la República (FGR), la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y Autoridades Estatales, de igual forma, María agradeció a Olga Sánchez Cordero por recibirla en la Ciudad de México y apoyarla con la carpeta de investigación en la FGR.

María dijo en entrevista con Azucena Uresti que los videos difundidos en redes sociales de la detención de su hijo, ayudaron en el avance de las investigaciones para encontrar a los responsables.

Cuando Azucena le preguntó a María si tenía algo que decirle a los policías, María aseguró que no había nada que decirle a personas como ellos.

“Que le puedo decir a una persona que no tiene el menor rasgo de humanidad y tratan a los que deben de salvar como animales. Ojalá los traten como trataron a mi hijo”. 

Fuente: La Octava