Entre gritos, descalificaciones y clases de matemáticas, legisladores de Morena fracasaron en su primer intento de convocar a un tercer periodo extraordinario de sesiones para analizar, discutir y, en su caso, aprobar, las leyes reglamentarias de la Ley de Revocación de Mandato.

Durante la sesión de la Comisión Permanente de ayer, en la que se aprobó votar sin discusión el tema, por tratarse de un asunto de urgente y obvia resolución, 23 senadores y diputados de Morena no lograron la mayoría calificada (les faltó un voto); en tanto, la oposición PAN, PRI, PRD Y MC sumó 12 votos en contra del extraordinario para la discusión, en ambas cámaras, de las leyes reglamentarias de la revocación de mandato.

Tras el primer intento resultado de la votación, los senadores y diputados de Morena calificaron el hecho como un “albazo” por parte del llamado bloque de contención y hasta la senadora Lucía Trasviña les dijo que eran unos “cínicos ambiciosos y vulgares”; el tanto que el diputado petista, Gerardo Fernández Noroña, sin usar cubreboca, manifestó que por hablar por teléfono no se dio cuenta de que la oposición ganó.

Durante primer intento, la oposición exigió al presidente de la Mesa Directiva concluir el tema y seguir con la sesión, no sin antes aclarar que lo único que se hizo fue acatar la Constitución y el reglamento interno.

Los legisladores de Morena trataron de convencer al presidente de la Mesa Directiva de la Permanente, Oscar Ramírez, de Morena, de que las cuentas estaban mal y que, por el hecho de haber logrado 23 votos debían ganar porque el pueblo de México exige la consulta de revocación de mandato.

Incluso, el diputado morenista, Rubén Cayetano acusó al presidente de la Permanente, de tener “intereses obscuros” por someter a votación la autorización para que el pleno discuta de manera directa la petición del extra.

El senador César Cravioto, de Morena, le llamó a la oposición “marrulleros” que rehúyen el debate, por lo que solicitó un receso para analizar las cifras, petición que concedió el presidente de la Mesa Directiva, quien después de unos minutos, determinó que no se juntó la mayoría calificada de las dos terceras partes de los 35 legisladores presentes para aprobar el extra.

VAN POR EL EXTRA

Al concluir la sesión, el presidente de la Permanente citó este jueves a reunión extraordinaria a los integrantes de la Primera Comisión de Trabajo de Gobernación, Puntos Constitucionales y de Justicia de la Comisión Permanente, programada a las 19:00 horas, con lo que se emitirá un nuevo dictamen que podría ser aprobado para convocar de nueva cuenta al Pleno el viernes y, en su caso, dar luz verde para aprobar la convocatoria al extraordinario el viernes.

En esta reunión se espera la asistencia del senador del PT, Joel Padilla, quien por razones desconocidas no asistió a la sesión de la Permanente y, por consiguiente, no se logró la mayoría calificada.

Por su parte, la diputada emecista, Fabiola Loya explicó que se encuentra en el extranjero y, su suplente, Adriana Medina, padece Covid, por lo que la oposición perdió un voto y ahora necesita obligadamente la presencia de Loya si es que quieren evitar el extraordinario.

REUNIÓN EN SEGOB

Por la mañana, en una reunión con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, diputados de Morena, PT, PVEM y PES se comprometieron a impulsar la realización de otro periodo extraordinario de sesiones para aprobar las leyes secundarias de revocación de mandato y consulta popular.

Ignacio Mier Velasco, coordinador de los diputados de Morena, insistió en sacar estos dos temas antes de que concluya la actual legislatura el último día de este mes.

En entrevista, en el marco de la sesión de la Comisión Permanente, la presidenta de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri Riancho, consideró que el extraordinario es innecesario y que no tiene viabilidad ya que, además, el dictamen sobre revocación de mandato aprobado en el Senado tiene muchas deficiencias.

“No creo que tenga viabilidad porque es innecesario, es precipitado y tiene en el dictamen que fue aprobado un procedimiento dudoso en el Senado de la República, muchísimas deficiencias y no contempla lo que es indispensable que es la reforma a la Ley Orgánica del Congreso de la Unión en el caso de que el sí por la revocación de mandato sea el que triunfe”.

Fuente: Capital México