La Comisión Permanente del Congreso de la Unión realizó un pronunciamiento por el que da la bienvenida al inicio del proceso de diálogo y negociación entre el gobierno de Venezuela y la oposición política de este país.

​En el documento leído en la sesión se hace votos para que las partes involucradas encuentren una solución conciliada y pacífica a la actual situación política, social y económica que ha aquejado a la ciudadanía venezolana en los últimos años. 

​Considera que la situación política en Venezuela ha tenido repercusiones sociales y económicas importantes para su ciudadanía y que el gobierno de esta nación y su oposición han realizado esfuerzos de diálogo sin haber logrado avances satisfactorios para ambas partes.

​Resalta la mediación del gobierno de Noruega para que ambas partes venezolanas firmaran un memorándum de entendimiento en el que afirmaron estar dispuestos a acordar las condiciones para celebrar elecciones en su país con todas las garantías y con ello lograr que sean levantadas las sanciones internacionales contra su nación.

Subraya la tradición histórica de México para facilitar el establecimiento de condiciones y la adopción de acuerdos para atender las diferentes problemáticas y desafíos de América Latina y el Caribe.

De ahí la importancia de que el pasado 13 de agosto se inaugurara en nuestro país una nueva ronda de diálogo y negociaciones entre el gobierno de Venezuela y la oposición política de este país, añade.

Puntualiza que la agenda de negociación propuesta por los mediadores y acordada por las partes involucradas refleja un equilibrio prudente de los temas a tratar.