El regreso a las aulas previsto para el 30 de agosto próximo dejará una derrama económica de 82 mil millones de pesos, indicó la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur).

En videoconferencia, José Manuel López Campos, dirigente del organismo del sector terciario, señaló que 52 mil millones de pesos son por la compra de útiles escolares, mientras que los 30 mil restantes corresponden a otros productos relacionados como uniformes, mochilas, calzado, entre otros.

Comentó que si bien la Secretaría de Educación Pública (SEP) no ha publicado las listas de útiles escolares, se espera que con el regreso de los estudiantes a las aulas la derrama económica sea similar al nivel observado en 2019.

Apuntó que por las actuales condiciones de la pandemia aún no se han visto ventas como en años anteriores e incluso se prevé una disminución en su volumen por factores como la inflación.

Comentó que el regreso presencial de los menores de edad a las escuelas es una decisión voluntaria de los padres de familia y de los educandos, así como de los maestros involucrados. Agregó que los infantes igualmente requieren del contacto humano, luego de estar más de 17 meses en casa.

“Desde luego que también tiene un impacto en el aspecto económico, por todas las empresas que están ligadas directa o indirectamente con el retorno a las clases”, manifestó.

Subrayó que es importante seguir los protocolos sanitarios, la responsabilidad de todos para evitar contagios masivos, el uso de pruebas rápidas, la aceleración de la vacunación, entre otras medidas, pues el Covid-19 se mantendrá por mucho tiempo y es preciso comportarse adecuadamente.

Inquirido sobre la afectación al sector comercio, servicios y turismo por la tercera ola del Covid-19 en el país, López Campos comentó que se espera que el impacto económico sea menor, pues “ya no puede frenarse nuevamente”.

Acotó que diversas entidades han recurrido a la reducción de horarios, de aforo, así como a la aplicación de medidas sanitarias para disminuir los contagios.

Fuente: La jornada