La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, afirmó que en el Instituto de Vivienda se acabó la corrupción y los “moches” de los ciudadanos para obtener apoyos para vivienda social.

Durante la entrega de 162 departamentos en la Unidad Habitacional El Martillo, en Coyoacán, que tuvo una inversión de 98 millones de pesos, Sheinbaum afirmó que en su Gobierno se terminó la costumbre de pedir departamentos a cambio de recibir financiamiento para la construcción de viviendas.

“Que no se nos olvide que antes se pedía moche por cada departamento o se pedían departamentos o se pedían muchas otras cosas a cambio de dar los recursos para vivienda, eso se acabó en este Gobierno, se acabó la corrupción y eso nos permite tener muchos más recursos para poderlos destinar a los grandes derechos”, dijo.

Afirmó que durante su gestión se realizarán unas 100 mil acciones de vivienda, más otras 25 mil de reconstrucción.