FRANCISCO RODRÍGUEZ

Aunque está hecho en la derrota –remember 2006 y 2012–, una a una éstas se acumulan en el score del Presidente de la República.

Ya perdió en su lucha de “abrazos y no balazos” contra la inseguridad.

Vencido, también, por la pandemia y sus nocivas consecuencias.

Y la pobreza, implacable, lo tiene sometido.

Pero más allá de ello, habría que hacer un recuento de sus capitulaciones.

Cuando menos algunas de las más recientes.

Las de sus afanes reeleccionistas, por ejemplo, cuando en mayo de 2019 la Corta de Justicia bateó la posibilidad de que el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, prolongara tres años su mandato de sólo tres.

Y la de hace unas semanas, cuando el mismísimo ministro presidente de la citada SCJN, Arturo Zaldívar, rindió la plaza ante la posibilidad de que él mismo violara la Constitución ampliando un par de años más su estancia en el cargo.

En su mala racha, a principios de mayo de 2020 el Presidente vio frustrada su toma del Poder Legislativo, cuando quiso imponer una ley que le otorgaba facultades plenipotenciarias para cambiar el Presupuesto a su gusto. López-Gatell le dio el pretexto arguyendo que estaba muy fuerte la pandemia y por tal suspendieron la sesión de la Comisión Permanente.

Médicos y abogados

Profesionistas liberales también han dado respuesta a las invectivas de López Obrador.

Y lo han dejado callado.

Los médicos enrostraron al Presidente y su desprecio por esa noble profesión. Las federaciones y colegios de especialidades exigieron una disculpa pública de AMLO por haberlos tratado como hampones de bata blanca.

La opinión pública se puso del lado de los médicos y el inquilino de Palacio Nacional hubo de presentar, a regañadientes, a medias, una disculpa. La unidad y el sentido del honor se impusieron.

En otro caso, López Obrador denunció que comenten “traición a la patria” los abogados que trabajan para empresas extranjeras que “quieren seguir saqueando a México”, al actuar contra decisiones de su gobiernito, como una reforma energética que da prioridad a empresas estatales frente a las privadas, y que está paralizada en los tribunales.

Foros, barras y colegios de togados dieron sendas respuestas críticas a quien debería ser mandatario de la Nación.

Todos en tono aún más crítico que el proferido por AMLO.

Y éste no volvió a tocar el tema.

CDMX, Consulta y Revocación

De junio a la fecha los dioses del Olimpo han sido cero benevolentes con AMLO.

Primero, las derrotas electorales del primer domingo del mes dedicado a Juno, hermana y esposa de Júpiter.

Y aunque quiso disfrazarlas de victoria, sus peroratas matutinas en contra de las clases medias ilustradas que votaron en contra de los candidatos de Morena –especialmente en la que fuera llamada Ciudad de los Palacios– revelaban en el fondo su profundo enojo por las pérdidas en bastiones que él consideraba propios.

Vino después la Consulta Popular. Una magra asistencia a las mesas de votación hizo manifiesta la reacción popular de desprecio a la manipulación de quienes despachan en el Palacio Nacional.

Y la semana pasada, dos intentos, dos, de la mayoría parlamentaria en la Comisión Permanente –que despacha temporalmente– del Congreso de la Unión para legislar en torno a la revocación de mandato frustrados por las oposiciones que, juntas, “valen más que vos”, cual citara Porfirio Muñoz Ledo allá por 1997.

Esas son las derrotas públicas.

¿Cuántas más no le habrán infligido en privado?

¿Cuántas se ha anotado Carlos Slim?

¿Cuántas más los barones del capital con los que a menudo se reúne?

¿Usted cuántas cree?

Indicios

Otra derrota de la 4T: apenas el viernes anterior, los magistrados de la Sala Especializada en quejas administrativas en materia electoral, de manera unánime ordenaron al Órgano Interno de Control de la Oficina de la Presidencia de la República sancionar al vocero presidencial, Jesús Ramírez y al director de Cepropie, Erwin Sigfrid Frederick Neumaier de Hoyos, por difundir propaganda gubernamental en tiempos prohibidos por la ley electoral. En el caso del presidente, la Sala ordenó hacerle un llamamiento, a través de la Consejería Jurídica, para que utilice adecuadamente los recursos públicos a los que tiene alcance, al tener la obligación de permanecer neutral durante los procesos comiciales. * * * Tiene razón mi amigo el académico Rafael Serrano cuando recuerda que hace apenas unas semanas el incongruente Ricardo Anaya declaró “Si alguien cometió un delito se le tiene que aplicar la ley… los delitos se persiguen, no se consultan”. Pero cuando a él le aplican la ley, magia, se convierte en “perseguido político”. * * * ¿Recuerda alguien cuando se decía que “en el mes de agosto no se movían ni las hojas de los árboles, porque el señor Presidente está escribiendo su informe de gobierno”? O tempora, o mores o, lo que es lo mismo, ¡qué tiempos, qué costumbres! + + + Y por hoy es todo. Como siempre, le deseo que tenga ¡buenas gracias y muchos, muchos días! ¡Feliz inicio de semana!

https://www.indicepolitico.comindicepolitico@gmail.com@IndicePolitico@pacorodriguez