Por Jaime Arizmendi

*Cambios Constitucionales Contra Excesos de INE y TEPJF

Argonmexico / La letra con sangre entra? Tras el anuncio presidencial del regreso a las aulas escolares el lunes 30 de agosto, sin cerrar el esquema virtual para cuando los padres no quieran que sus hijos acudan a la escuela, y pese al dislate de la carta compromiso; la SEP alerta del riesgo de perder a una generación, lo cual sólo se evitaría con el retorno a las escuelas.

Para la SEP, en medio de la decisión de que los alumnos sigan con clases a distancia o regresen a los salones, subyace el rezago y la deserción escolar por falta de recursos tecnológicos, así como por un insuficiente acompañamiento de familiares o docentes. Cierto, las dificultades tecnológicas o de acompañamiento de las clases a distancia abren la puerta a que alumnos abandonen los estudios.

De acuerdo al documento “Estrategia Nacional para el Regreso Seguro a las Escuelas de Educación Básica Versión 2.0”, más allá del riesgo a la salud para alumnos y maestros ante el retorno a aulas, está la “inminente posibilidad de perder una generación de estudiantes que probablemente deban dejar la escuela ante las dificultades que conlleva un modelo educativo únicamente bajo modalidad a distancia”.

Incluso establece: aunque no se ha controlado la pandemia, algunas regiones del país han logrado remontar la etapa crítica, “de modo que continuar sin actividades escolares presenciales o semipresenciales implica riesgos muy graves para el desarrollo de niños, niñas y adolescentes”.

Bajo esa perspectiva, la autoridad educativa recomienda redoblar esfuerzos para identificar a estudiantes en riesgo de deserción, con perspectiva de género e inclusión; definir una estrategia de búsqueda activa de menores matriculados que no se hayan reincorporado a clases presenciales y una campaña masiva para aumentar las tasas de reinscripción.

Plantea qué hacer en contra de la deserción: Identificar a estudiantes en riesgo de dejar los estudios, Diseñar una campaña para maximizar las tasas de reinscripción, Promover el regreso de las niñas a la escuela, con apoyo de la comunidad; y Poner especial atención en niños, niñas y adolescentes en condiciones de alta vulnerabilidad.

Subraya que durante el siguiente ciclo escolar ven posibilidad de mayor abandono escolar, por la dificultad que hay de estudiar a distancia; e insiste que entre la decisión de que 30 millones de alumnos continúen las clases desde casa -vía televisión o computadoras-, o regresen a los salones de las escuelas, está el rezago y el abandono escolar.

Así, más allá del riesgo de salud que podría representar para alumnos y maestros el regreso a clases presenciales después de año y medio de ausencia de las escuelas, prevalece la “inminente posibilidad de perder una generación de estudiantes que probablemente deban dejar la escuela ante las dificultades que conlleva un modelo educativo únicamente bajo la modalidad a distancia”.

El resultado de la Encuesta para la Medición del Impacto de la Covid-19, publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) muestra la proyección de la SEP, y el anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador respecto a que las clases para el ciclo escolar serán de forma presencial “llueve, truene o relampaguee”.

La Subsecretaría de Educación Básica establece que la puesta en marcha de una estrategia de la complejidad que implica regresar a la escuela en medio de una pandemia exige un reconocimiento del contexto social, demográfico, cultural y de la infraestructura física en el que se desarrollan las actividades escolares.

Según el Inegi, para el ciclo 2020-2021 no se inscribieron a las escuelas 5.2 millones de alumnos: 2.3 millones a causa de la pandemia por Covid-19 y el resto, 2.9 millones por falta de dinero. En los 17 meses que ya suma la suspensión de actividades escolares, se han disparado los suicidios, homicidios y abusos de todo tipo, incluso sexuales, contra menores de edad. Abramos los ojos, y las escuelas…

Y sus sueldazos?… El coordinador parlamentario de Morena, Ricardo Monreal Ávila, sostuvo que la reforma político-electoral que prepara desde hace medio año, no pondrá en riesgo la autonomía del Instituto Nacional Electoral ni del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Dijo que el documento no se ha formalizado aún como iniciativa, e incluye cambios a 19 artículos de la Constitución Política, pero en ninguno de ellos está la intención de restarle al INE o al TEPJF la autonomía o su naturaleza jurídica como órganos autónomos.

No obstante, admite que se ha comentado que “algunos integrantes de los órganos electorales se han excedido en el uso de sus facultades”, y es necesario se realice una sustitución escalonada de funcionarios.

La primera fase del documento de trabajo está prácticamente concluida, por lo que se lo envío a algunos expertos en materia electoral para que opinen, antes de presentar la iniciativa de manera formal. “Lo envié, incluso, a consejeros, a magistrados del Tribunal, a académicos…

Expuso que existe una retroalimentación para construir una reforma político-electoral amplia, que incorpore el voto electrónico, austeridad, reducción de legisladores plurinominales, hasta temas relacionados con el TEPJF, Organismos Públicos Locales en materia electoral y tribunales locales.

Todavía “no quiero formalizarla como iniciativa. Es un documento en el que he venido trabajando seis meses, aproximadamente”, que no incluye “restarle autonomía al INE, como institución, ni menos al Tribunal Electoral, como integrante del Poder Judicial Federal”.

Al respecto, el titular del Ejecutivo Federal anunció que presentará tres iniciativas para reformar la Constitución sobre la Guardia Nacional, el sistema eléctrico y la reforma político-electoral. De este tema, el senador Monreal señala que aún no se conoce el contenido del proyecto que remitirá el Presidente de la República, también ha referido la sustitución de consejeros y magistrados.

“Yo no he escuchado al Presidente que quiera que el gobierno organice las elecciones, ni creo que lo haga ni creo que esté en su cabeza, ni creo que esté en la cabeza de nadie, de ningún demócrata, el que de nuevo la Secretaría de Gobernación vuelva a organizar las elecciones para renovar los poderes”.

Se debe definir cómo reducir los costos de un órgano tan obeso y costoso para el país; apegarlo al principio de legalidad, no permitirle que abuse e invada las atribuciones de otros poderes y evitar que actúe contra un partido y en beneficio de otros. “Todo eso es parte de la necesidad constitucional y legal de ajustar los actos de este órgano autónomo”. O, cambiar para que todo siga igual?…

argondirector@gmail.com y argonmexico@gmail.com