Durante julio de este año, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía contabilizó 56.4 millones de personas con empleo, lo cual representa un aumento de 6.8 millones de personas en su comparación anual. No obstante, la informalidad laboral se incrementó en 1.4 puntos porcentuales frente a julio de 2020; siendo el sector de las mujeres el más afectado.

De acuerdo con las cifras oportunas de la Encuesta Nacional de Empleo y Ocupación de julio de 2021, por sexo, hubo 34.4 millones de hombres ocupados y 22 millones de mujeres; esto representa un incremento de 3.1 millones de hombres y de 3.7 millones de mujeres, con respecto a julio de 2020. Con ello, la tasa de desempleo cayó de 5.4%, en julio de 2020, a 4.4%, durante julio de 2021.

Sin embargo, dentro de la población ocupada, la informalidad creció en términos generales, pero afectó en mayor medida a las mujeres. La población ocupada en la informalidad laboral considera, sin duplicar, a los que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, con aquellos cuyo vínculo laboral no es reconocido por su fuente de trabajo.

Y, mientras en julio de 2020 la Tasa de Informalidad Laboral (TIL) fue de 55%, en julio de este año, ésta se ubicó en 56.4%. Por sexo, la Tasa de Informalidad Laboral pasó de 55.8%, en el caso de los hombres, a 55.9%, en la comparación anual; mientras que la de las mujeres pasó de 53.5%, en julio de 2020, a 57.2%, en julio de este año.

En términos absolutos, la TIL se ubicó en 31.8 millones de personas durante el mes pasado. Cabe recordar que este indicador incluye a la gente que labora en micronegocios informales, ocupados por cuenta propia en agricultura de subsistencia y trabajadores que laboran sin protección social.

Decrece la tasa de subocupación

El total de personas empleadas representa el 95.6% de la PEA o Población Económicamente Activa (personas de 15 o más años que están en búsqueda de trabajo); un porcentaje superior al 94.6% registrado en julio de 2020. Pero, entre las personas que cuentan con empleo, 7.5 millones de personas (13.2% de la población ocupada) manifestaron la necesidad y disponibilidad para trabajar más horas; esto significó un decremento de 1.6 millones de personas subocupadas, en comparación con julio de 2020.

En contraste, la población desocupada se estableció en 2.6 millones de personas e implicó una tasa de 4.4% de la PEA. Respecto a julio de 2020 la población desocupada disminuyó en 218 mil personas y la Tasa de Desocupación fue menor en 1 punto porcentual.

En su comparación mensual, durante julio de 2021, la Tasa de Desocupación se incrementó 0.1 puntos porcentuales, para ubicarse en 4.1% y la Tasa de Subocupación aumentó 0.3 puntos porcentuales, para ubicarse en 12.7%.

La Población Económicamente Activa fue de 59 millones de personas, durante julio de 2021. Por sexo, la tasa de participación de los hombres fue de 76.6% y la de las mujeres de 44.7%; con relación al mismo periodo de un año antes, la de los hombres creció 4.4 puntos porcentuales y la de las mujeres 5.5 puntos.

Hay señales de desaceleración en la recuperación del empleo

De acuerdo con Banco Base, “el mercado laboral continúa su recuperación, pero muestra señales de una desaceleración. Al aproximar el número de afectados laboralmente por la pandemia, se obtiene que del máximo de 20.49 millones de afectados al mes de abril 2020, a julio 2021 la cifra ha disminuido a 4.96 millones, con lo que se puede decir que se tiene una recuperación del 76%”.

En un comunicado, la institución agregó que, “por segundo mes consecutivo, el número de afectados incrementó, lo cual se debió a un aumento de 0.65 millones de personas en la población subocupada”. La recuperación enfrenta un riesgo importante por la tercera ola de contagios, pues muchos estados del país han regresado a semáforo rojo, y el cierre total o parcial de establecimientos de servicios podría resultar en un repunte en el desempleo o en la subocupación.”

Fuente: expansión política