Registrada por primera vez en Perú en el 2020, Lambda, o también conocida como C.37está actualmente catalogada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una variante de interés, a diferencia de Alfa, Beta, Gamma y Delta que pertenece a la categoría de variantes preocupantes.

Acorde con la OMS en junio del 2021, esta variante tiene presencia en 40 países regiones y continúa siendo la variante predominante en Perú, sin embargo, no hay indicios de que pueda volverse dominante.

Asimismo, el organismo informó que por el momento no existen razones para que la variante sea considerada de preocupación, y aclaró que no se ha demostrado ser más transmisible.

Actualmente el propio organismo de la salud tiene a Lambda catalogada como variante de interés, sin embargo, señaló que la variante Delta destaca como la más transmisible entre todas las variantes de preocupación e interés registradas en el mundo.

La jefa de la célula técnica antiCOVID de la OMS, María Von Kerkhove, declaró que la organización está siguiendo esta variante y otras identificadas en colaboración con una red internacional de expertos.

Pese a que en la actualidad se sigue estudiando con detenimiento, algunos estudios han reportado que Lambda comparte algunas mutaciones con otras variantes del SARS-CoV-2, que la hacen más transmisible en comparación con la cepa original, pero menos que Delta.

En entrevista para el New York Times, Nathaniel Landau, microbiólogo de la Escuela Grossman de Medicina de la Universidad de Nueva York que estudia las variantes del nuevo coronavirus, señaló que por el momento no se cuenta con información absoluta de Lambda para preocupar a la población.

Por su parte, Pablo Tsukayama, microbiólogo de la Universidad Cayetano Heredia en Perú que documentó el surgimiento de Lambda, aseguró que dicha variante fue descubierta en junio de 2020, sin embargo, ha sido Delta la que ha demostrado ser más transmisible, tras ser identificada en diciembre de 2020, medio año después.

“Desafortunadamente, en América Latina no se cuenta con todas las herramientas para su estudio. No creo que será peor que cualquier de las que ya tenemos. Solo que sabemos tan poco que eso se presta a mucha especulación”, indicó.

En pleno agosto del 2021, siguen las dudas en torno a Lambda, por lo que no está claro si es más transmisible que otras variantes o si causa una enfermedad más grave o si pone en ‘jaque’ a las vacunas.

“No hay mucha información de ella, en comparación con las otras variantes”, dijo Ricardo Soto-Rifo, virólogo de la Universidad de Chile.

Fuente: El Financiero