El Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó un anteproyecto de presupuesto para 2022 de 18 mil 827 millones de pesos, en los que se incluyen 5 mil 743 millones para la posibilidad de organizar una consulta popular y la revocación de mandato.

El organismo electoral detalló que el monto operativo será de 13 mil 84 millones de pesos, desglosado por su gasto base y la cartera de proyectos.

A su vez, para la revocación de mandato, cuya realización aún es incierta, el INE pedirá 3 mil 830 millones de pesos, debido a que, en caso de aprobarse, se organizará con los parámetros de unos comicios presidenciales y se contempla la instalación de más de 160 mil casillas.

Ante la posibilidad de que se apruebe otra consulta popular para 2022, el órgano electoral solicitará al Legislativo mil 913 millones.

En caso de que no se autorice la organización de consulta popular ni la revocación de mandato, el INE reintegrará los 5 mil 743 millones de pesos a la Tesorería de la Federación.

Con los 5 mil 821 millones de pesos proyectados para entregar a los partidos políticos el próximo año, el sistema electoral del país tendría un costo total de 24 mil 648 millones de pesos.

“Los presupuestos del INE son una inversión indispensable en la democracia. Lo que se ha gastado en fortalecer y recrearla por medio de elecciones libres ha sido una buena inversión en estabilidad política y libertad para todos los mexicanos”, afirmó el presidente de la Comisión Temporal de Presupuesto, Jaime Rivera Velázquez.

Agregó que el próximo año se renovará la gubernatura de los estados de Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas, 39 Ayuntamientos de Durango y 25 Diputaciones de Quintana Roo y, de ser el caso, la Revocación de Mandato y la Consulta Popular.

Rivera precisó que el cumplimiento de funciones públicas requiere de recursos financieros y “el presupuesto base del Instituto ha mantenido una notable estabilidad, ya que de 2016 a 2021 registra un incremento de sólo 4.8%, en pesos constantes. De 2021 al proyectado en 2022, un incremento menor a 1%. Esto quiere decir que el INE puede realizar todas sus actividades permanentes prácticamente sin aumentar su gasto ordinario”.

Fuente: 24 horas