El Senado de la República no acatará la “extraña sentencia” del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para que apruebe, en 30 días naturales, las leyes secundarias de la Ley Federal de Revocación de Mandato, porque “nosotros, como Poder independiente, tenemos nuestros tiempos”; advirtió el senador Ricardo Monreal.

En el inicio este viernes de los trabajos de la VII Plenaria del Grupo Parlamentario de Morena, el legislador recordó que el pasado miércoles la Sala Superior del TEPJF ordenó al Congreso de la Unión que, en un plazo de 30 días naturales a partir del 1 de septiembre, discuta y apruebe la ley reglamentaria de la revocación de mandato.

“Es una extraña sentencia, porque ese Tribunal y sus magistrados electorales, carecen de competencia y facultades para ponerse por encima de uno de los poderes de la Unión, no podemos admitirlo ni podemos permitirlo. Esa sentencia es un exceso desde cualquier punto de vista jurídico y político”, reiteró el legislador.

El TEPJF habría recordado al Congreso de la Unión que existe una omisión legislativa, porque el plazo para aprobar dichos lineamientos, incluido en un transitorio a la reforma del artículo 35 de la Constitución, se venció desde junio del año pasado.

Sin embargo, Ricardo Monreal, líder de la mayoría de Morena en el Senado, aprovechó la plenaria para dejar en claro que no puede un órgano especializado del Poder Judicial federal, ponerse por encima del Congreso de la Unión, es un exceso y es un despropósito: “Vamos por nuestra parte y con nuestros ritmos a dar paso a la ley de revocación de mandato”.

En ese sentido, anunció que, si los senadores de Morena y sus aliados (PES, PT y PVEM) lo aprueban, será la primera ley y el primer asunto del próximo periodo de sesiones ordinarias de la entrante LXV nuestra legislatura.

Por ello, el también presidente de la Junta de Coordinación Política en la Cámara alta, hizo un llamado a las senadores y senadores de los otros grupos parlamentarios (PAN, PRI, PRD Y MC) a dar paso a esta ley de revocación de mandato que se inscribirá como una prioridad.

En segundo lugar, como prioridad de la agenda legislativa de Morena, se propuso junto con el presidente López Obrador en la campaña del 2018, el paquete económico, el cual será “nuestra contribución para que la Ley de Ingresos para el 2022 permita atender las necesidades del pueblo de México, a través de la acción de los tres órdenes de Gobierno.

“Nuestro grupo parlamentario tiene el compromiso de estar todos unidos en torno al presidente López Obrador, firmes en la defensa del proyecto de transformación que él encabeza”, apuntó el senador.

Reiteró mantener el diálogo con todas las fuerzas políticas para sacar adelante la agenda que a la gente y al pueblo le interesa. “Vamos a cumplir con nuestras responsabilidades como mayoría que somos, como mayoría que el pueblo nos endilgó, como mayoría que la gente nos otorgó en el 2018”.