Un incendio abrasó el domingo parte de un edificio residencial de 20 plantas en Milán, en el norte de Italia, que en principio no causó víctimas a pesar de la espectacularidad de las llamas y el humo.

El fuego comenzó en los pisos superiores de esta torre situada en las afueras de la capital de la región de Lombardía y “se extendió hacia los niveles inferiores”, indicaron los bomberos en Twitter.

Alrededor de 70 familias vivían en ese edificio, que los bomberos están revisando para asegurarse que ningún residente se quedó atrapado.

“Somos optimistas porque la gente tuvo tiempo de escapar”, dijo el alcalde de Milán, Giuseppe Sala, al diario Corriere della Sera.

Según este periódico, una veintena de residentes tuvieron que ser atendidos por inhalación de humos.

Fuente: AFP