En un hecho sin precedentes, alcaldes electos de oposición fueron agredidos por policías antimotines capitalinos cuando se dirigían al Congreso de la Ciudad de México, donde se prevé que se discutan algunas iniciativas que, a juicio de los funcionarios, quitarán facultades a sus administraciones.

Entre a quienes les fue impedido el paso se encontraba Sandra Cuevas, de Cuauhtémoc; Lía Limón, de Álvaro Obregón; Santiago Taboada, de Benito Juárez; y Mauricio Tabe, de Miguel Hidalgo, todos ellos adscritos a la Unión de Alcaldes de la CDMX, conformada por la oposición (PRI, PAN y PRD).

La alcaldesa Lía Limón incluso sufrió de heridas que le provocaron sangrado en la nariz, mientras que Sandra Cuevas tuvo que ser cargada en hombros para poder atravesar las filas de la Policía y ser resguardada entre sus simpatizantes.

Ya lejos de los antimotines, con heridas en la nariz, la alcaldesa electa de Álvaro Obregón destacó que “nosotros veníamos a dialogar de manera pacífica, en ningún momento ejercimos ningún acto de violencia, nos acercamos a la vallas… pedimos que dejaran entrar a Margarita Saldaña, que es diputada actualmente”.

Señalando a su lesión, destacó que “esta apertura fue la agresión de un policía, instruido para eso, se supone que en la Ciudad de México ya no había granaderos, de un policía que me dio con el escudo, estas no son formas, de la jefa de Gobierno, del secretario de Gobierno (Martí Batres)”.

Arropada por el alcalde de Benito Juárez, Santiago Taboada, Limón sentenció: “Aún con las agresiones, los golpes y demás, no nos van a detener, vamos a seguir adelante… la UNACDMX somos la unión de alcaldes que fuimos electos para gobernar a más de cuatro millones y medio de la población”.

Además de la agresión a la alcaldesa Limón, entre las escenas inéditas que se vieron la mañana de este lunes, también destacan los gritos de “!Falta Tabe¡ !Falta Tabe¡ ¡Saquen a Tabe porque le van a pegar!”, de una desesperada Sandra Cuevas entre los brazos de su gente, luego de ser cargada en hombros para salir de entre los antimotines, preguntando por Mauricio Tabe, el alcalde electo de la Miguel Hidalgo.

Sobre el tema, el alcalde Taboada señaló que “la Policía es para detener a los delincuentes, no para cercar el Congreso e impedir una discusión de los alcaldes, los granaderos o los policías que están resguardando el Congreso… no aspirábamos más que a dialogar con los diputados y explicarles por qué nos afectan este tipo de reformas el último minuto del último día de la legislatura que está por concluir”.

Los alcaldes coincidieron en señalar represión y a la administración de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, de tratar de impedir una manifestación pacífica y democrática.

Tras las agresiones sufridas por los alcaldes electos de parte de policías capitalinos, Claudia Sheinbaum realizó cambios en su agenda y agregó una conferencia de prensa a las 11:00 horas, donde se prevé que dé su postura sobre este tema. Al final, los alcaldes Lía Limón, Santiago Taboada y Mauricio Tabe, accedieron al congreso de la Ciudad.

Fuente: 24 horas