Francisco Garfias

La sangre en el rostro de Lía Limón, alcaldesa electa de Álvaro Obregón, escurría por su nariz como testimonio vivo de la estrategia que el gobierno de la consentida, Claudia Sheinbaum, tendrá con los alcaldes de oposición.

Es también un aviso del método de “diálogo” que Martí Batres, secretario de Gobierno, establecerá con ellos: un montaje policiaco de más de 3 mil policías —el dato es de los opositores— alrededor del Congreso de la CDMX.

Las imágenes del zafarrancho se reprodujeron por todos lados. Eso no fue obstáculo para que Martí insinuara que fue un montaje de los alcaldes agredidos. “Está muy raro… Hay otras formas de llamar la atención”, declaró.

El alcalde reelecto en la Benito Juárez, Santiago Taboada, rechazó la versión del montaje. “Más bien él quiere sacarse el fracaso de su operativo. Él lo planteó; él es responsable. Fue la manera de darnos la bienvenida como secretario de Gobierno”, nos dijo. Mauricio Tabe, alcalde electo de Miguel Hidalgo, fue más explícito. Nos contó que hace dos meses el Gobierno de la CDMX emprendió una embestida contra los opositores que gobernarán las antiguas delegaciones.

“Empezó con el lineamiento que pospone la transición. A partir de allí siguieron varias decisiones que le quitan facultades a los alcaldes y buscan hacernos a un lado de la toma de decisiones. Está también la negativa a dialogar”, puntualizó.

Tabe asegura haberle dicho a Martí que no había condiciones para un periodo extraordinario convocado por los agravios que han vivido los alcaldes. Ni caso.

“Hubo un montaje policiaco con la fuerza de los granaderos que, supuestamente, ya habían desaparecido, y con la brutalidad de la represión.

“La instrucción era clara: que no pasen los alcaldes. No hay diálogo y luego vemos cómo les volteamos la tortilla en los medios”, puntualizó.

Lía Limón fue clara al señalar que un policía le dio en la nariz con un escudo. “No son formas de la jefa de Gobierno… Exigimos un diálogo respetuoso y que se nos permita gobernar”, expuso la alcaldesa en un video que subió a Twitter.

Cinco eran los alcaldes que ayer buscaban diálogo y encontraron escudos: Sandra Cuevas, Cuauhtémoc; Margarita Saldaña, Azcapotzalco; Santiago Taboada, Benito Juárez; Mauricio Tabe, Miguel Hidalgo, y la propia Lía.

* La elección del priista Rubén Moreira como presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados da lugar a suspicacias. El grupo parlamentario de Morena es mayoritario. Junto con sus aliados tiene mayoría absoluta. En las negociaciones, sin embargo, cedió al tricolor, tercera fuerza política, el órgano de gobierno en San Lázaro el primer año de la Legislatura. Al blanquiazul, el tercer año. Sólo se quedará con la Junta en el segundo año de la Legislatura que comienza.

Demasiado favorable a la oposición para suponer que fue en aras de la pluralidad, a menos que los morenos súbitamente se hayan vuelto incluyentes. Los mal pensados dicen que negociaron votos para las reformas constitucionales de AMLO.

Muy pronto veremos si el Bloque de Contención PAN-PRI-PRD es de verdad o si, en esa negociación, pone en riesgo al actual Consejo General del INE, a los magistrados del TEPJF, si se fusiona la Guardia Nacional con la Sedena o si se fortalecen Pemex y la CFE, en detrimento de las energías limpias.

Esos cambios necesitan mayoría calificada (dos tercios) en el Congreso. Hoy se alcanza sólo con los votos de alguno de los grupos de la alianza Va por México.

* Derecho de réplica: Nos escribe Eduardo López Betancourt, presidente del Tribunal Universitario de la UNAM, para responder a las acusaciones de un supuesto acoso sexual que le hace la alumna de posgrado de la Facultad de Derecho, María de Lourdes Ojeda, a las que dimos cabida.

Tres puntos destaca en la misiva:

1.- La remisión a la FGR del expediente (que nos hizo llegar Ojeda) en el que “se me acusa falsamente de acoso” no es nuevo. Es utilizado por esta persona para sorprender a periodistas de buena fe, asegura.

2.- Durante años, “la persona en cuestión se ha dedicado a molestar y agredirme, valiéndose de un tema altamente sensible para la sociedad, lanzando falsas acusaciones. Me he visto obligado a proceder legalmente y la autoridad le ha ordenado que se mantenga ajena a mi ámbito personal y se abstenga de difundir información sobre mí.

3.- He denunciado que detrás de esta infamia hay claros intereses de personajes y grupos que buscan entrometerse en la vida interna de la UNAM.

Entre estos “personajes” menciona a Alfonso Ramírez Cuéllar, exdirigente de Morena; Pablo Amílcar Sandoval, exaspirante a gobernador de Guerrero; el diputado Miguel Ángel Jáuregui y Javier Uriel Aguirre Valencia, esposo de Ojeda.

Publicado en excelsior