Una nueva caravana migrante integrada por unas 400 personas, entre ellas muchos niños, salió la mañana de este sábado de Tapachula, Chiapas, con dirección a Estados Unidos, solo un par de días después de que autoridades mexicanas dispersaran a otro gran grupo.

El nuevo contingente, en su mayoría centroamericanos y haitianos, salió alrededor de las 7:30 de la mañana desde el parque central de Tapachula, donde habían permanecido varados, según Reuters.

Dos horas después de emprender rumbo hacia Huixtla, en la misma entidad, el grupo donde también hay varios sudamericanos -sobre todo venezolanos- se encontraba en De Ejido Viva México, de acuerdo con un testigo de la agencia internacional.

Esta cuarta caravana migrante salió de Chiapas más organizada, cuidando principalmente a las mujeres y niños que van en el contingente, a fin de evitar altercados con miembros del Instituto Nacional de Migración (INM) y la Guardia Nacional.

Esta semana, las autoridades disolvieron gradualmente otra caravana migrante que intentaba partir hacia la Ciudad de México desde la capital chiapaneca, tras varios choques donde se reportó uso de fuerza excesiva y dejó decenas de personas detenidas.

Fuente: reuters