En el proyecto de egresos de la federación para el 2022, la Sedena solicitó una partida de 331 millones de pesos destinada para esta aeronave comprada en el sexenio de Felipe Calderón para que fuera usado por el expresidente Enrique Peña Nieto.

La solicitud de recursos está incluida como parte del proyecto de inversión identificado con la clave 12071320003 relacionado con el arrendamiento de una Aeronave de Transporte Estratégico para uso Presidencial y del Estado Mayor.

La descripción que incluye la partida es la siguiente: Avión y equipo con un costo estimado del flujo amortizado del valor actual del avión (637.1 mdp) y equipo (560.7 mdp).

El horizonte del arrendamiento (15 años) considera pagos anuales promedio de 45 mdp en operación y mantenimiento, más pagos anuales de arrendamiento entre 4.6 mdp y 451.4 mdp”, dice el documento.

El presidente, Andrés Manuel López Obrador aseguró en la conferencia mañanera del 2 de junio que mantener parado el avión presidencial, dándole mantenimiento, es mas barato que usarlo.

“Si el avión se mantiene parado y se le da mantenimiento de todas maneras lo que nos ahorramos es muchísimo”, aseguró AMLO.

“Un día vamos a sacar cuentas de lo que nos hemos ahorrado sin usar el avión presidencial”, anunció; en tanto López Obrador subrayó que siguen buscando la manera de venderlo, y mantienen negociación con líneas aéreas.

PROPUESTA MÁS RECIENTE 

En julio 13 el presidente informó que ofreció el avión presidencial a Delta Airlines, para que lo puedan rentar para viajes ejecutivos o fiestas.

Durante su conferencia mañanera, el mandatario detalló que los empresarios aeronáuticos “estuvieron aquí en Palacio, platicaron conmigo los de Delta (…) ahí aproveché también para ofrecerles el avión porque podrían usarlo, que lo administre Aeroméxico si lo deciden y que lo puedan usar para viajes ejecutivos o fiestas”.

Fuente: 24 horas