El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon, llamó hoy a una serie de directivos de empresas trasnacionales con sede en México a aprovechar la estabilidad económica y el impulso de la recuperación económica para ampliar sus inversiones en el país y con ello generar nuevos empleos y bienestar.

En la última actividad oficial de su gira por Washington, D.C., el canciller Ebrard y el embajador Esteban Moctezuma se reunieron con representantes de empresas globales de los sectores aeroespacial, farmacéutico, transporte, comercio electrónico, innovación y agrícola, entre otros, a fin de resaltar las oportunidades que se abren en el país con la recuperación económica pospandemia. 

Antes de su reunión con el Atlantic Council, el canciller Ebrard,  tuvo un almuerzo de trabajo con representantes de la iniciativa privada mexicana, agrupada en el sector mexicano del llamado CEO Dialogue.

El CEO Dialogue es el principal mecanismo de interacción y cooperación de alto nivel entre empresarios y funcionarios públicos de ambos países. El CEO Dialogue tiene como objetivo aumentar la participación económica entre México y Estados Unidos, mediante recomendaciones conjuntas de política pública a los gobiernos sobre las prioridades dentro de la agenda bilateral de comercio e inversión.

El CEO Dialogue elaboró una serie de recomendaciones de política pública en el marco del DEAN, las cuales fueron producto de una serie de conversaciones que se dividieron en cinco grupos de trabajo: inversión, política comercial, facilitación de comercio, servicios y energía, y cambio climático. Cada grupo de trabajo estuvo presidido por un empresario o empresaria, tanto del lado mexicano como del estadounidense.

Durante el encuentro, los funcionarios mexicanos explicaron los alcances y logros de la reunión con sus pares estadounidenses. En tanto, los representantes del sector privado mexicano manifestaron su beneplácito por los resultados obtenidos en el Diálogo Económico de Alto Nivel, al tiempo que expresaron su voluntad de reforzar su colaboración con el sector privado para impulsar los negocios en la región de Norteamérica.

Como parte de su gira de trabajo por Washington, el canciller Ebrard también se reunió con Jake Sullivan, asesor del Consejo de Seguridad Nacional. Ambos funcionarios acordaron seguir trabajando en una visión común para promover el desarrollo y las oportunidades en Centroamérica, a fin de buscar una solución de fondo al tema migratorio.