Para apoyar en la reconstrucción de los inmuebles afectados durante el desbordamiento de los ríos Tula y Salado, la Guardia Nacional (GN) continúa con la implementación del Plan de Asistencia a la Sociedad en Casos de Emergencia (Plan GN-A), en los municipios Ixmiquilpan y Tula, en Hidalgo.

En coordinación con autoridades federales, estatales y municipales, elementos de la GN realizan la remoción del escombro que aún permanece en viviendas, comercios y en la vía pública, a consecuencia de las fuertes lluvias registradas la semana pasada.

En el municipio de Tula, donde se ubican las colonias con más daños, los elementos de la Guardia Nacional junto con el personal de servicios de la entidad, recorren las calles para retirar piedras, ramas, troncos y proceder a liberar las vías de comunicación.

En tanto, en el municipio de Ixmiquilpan, los guardias nacionales apoyan en las labores de limpieza y recuperación en el Hospital Rural-Prospera del IMSS que también fue afectado por las precipitaciones pluviales.

Es así como los guardias nacionales continúan auxiliando a la población afectada. En esta fase de reconstrucción, los guardias nacionales además colaboran en la dispersión de recursos de los diversos programas sociales para dotar de recursos a la población y coadyuvar a su total recuperación.

Con estas acciones, la Guardia Nacional refrenda su compromiso con la ciudadanía de proteger el patrimonio y la integridad de los mexicanos afectados por los fenómenos meteorológicos.