La Fiscalía General del Estado de Chihuahua (FGE) desistió de un juicio de extinción de dominio para incautar 10 inmuebles que son propiedad del ex gobernador priísta César Duarte Jáquez, y se levantó la medida cautelar de aseguramiento en ranchos y predios rústicos que equivalen a una superficie de cuatro mil 761 hectáreas, informó el abogado defensor del ex mandatario, Juan Carlos Mendoza Luján.

El Juez Octavo de Distrito en el Estado de Chihuahua ordenó levantar la medida cautelar de aseguramiento de los bienes de César Duarte, a solicitud de Humberto Chávez Meléndez, director de Extinción de Dominio de la Dirección General Jurídica de la FGE, quien lo pidió por medio de escrito presentado el 2 de septiembre pasado, seis días antes de que concluyera la administración de Javier Corral Jurado.

Desde el 3 de septiembre pasado, se concretó el acuerdo que extingue la medida cautelar y los 10 bienes que la fiscalía buscó incautar regresarán al ex gobernador, así lo establece el oficio 1869/2021 perteneciente al expediente 74/2021 y en relación a un amparo que promovió la representación legal de César Duarte contra el juicio de extinción de dominio.

El abogado defensor, Juan Carlos Mendoza, consideró que la FGE desistió de la extinción de dominio “como una medida prudente”, porque las causas penales contra el exmandatario “han violado todo tipo de garantías y se están curando en salud”.

En el proceso para incautar los bienes, las actuaciones judiciales estuvieron alejadas “del mínimo respeto y cumplimiento de la ley”, dijo.

“En la experiencia de esta defensa jamás se había visto un proceso judicial tan alejado de los elementos mínimos del derecho procesal, y del ánimo de implementar la justicia como elemento base de la sociedad”, mencionó.

Entre los bienes en disputa estaban el rancho El Saucito ubicado en el municipio de Balleza y de una superficie de 609 hectáreas, además un predio rústico que forma parte de la Hacienda de San Rafael del Agostadero, también ubicado en el municipio de Balleza, con una superficie de 692 hectáreas.

Otros seis ranchos y predios rústicos en Balleza que suman una extensión de tres mil 385 hectáreas también se reintegrarán al patrimonio de Duarte, junto con otro rancho ubicado en Hidalgo del Parral, con una superficie de 35 hectáreas, y una vivienda en la cabecera municipal de Balleza, las cuales sus abogados argumentan que adquirió antes de convertirse en gobernador.

El fiscal de la nueva administración estatal, Roberto Javier Fierro Duarte, justificó que la solicitud para desistir de la extinción de dominio se dio antes de concluir el gobierno de Javier Corral Jurado, además reveló que la FGE declinó a la Fiscalía General de la República (FGR) una causa penal contra Duarte en la que se le acusa del delito de enriquecimiento ilícito.

Además, informó que a la fecha no existe acuerdo por parte de la FGR para aceptar la competencia respecto a la causa penal.

El desistimiento de continuar con la incautación de los bienes ocurre por una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, dentro de la acción de inconstitucionalidad 100/2019 que decretó la invalidez de varios artículos de la Ley Nacional de Extinción de Dominio.

Fuente: La jornada