El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, interpuso ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) una queja contra el Ejecutivo Federal y la Fiscalía General de la República (FGR).

El mandatario michoacano arribó este martes a la sede de la CNDH en Periférico para presentar la queja como parte de la cruzada nacional por la paz y la legalidad que emprendió desde junio.

Aureoles ha denunciado ante distintas instancias nacionales e internacionales la inherencia del crimen organizado en las elecciones del pasado 6 de junio en Michoacán.