El Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, señaló que en 2021 ni las elecciones estuvieron en riesgo por la pandemia, ni la misma se agravó por la celebración de los comicios, un logro de la autoridad electoral y del compromiso de las y los mexicanos que acudieron a votar cumpliendo con todos los protocolos de sanidad.

“La tercera oleada de la pandemia, en la que todavía estamos inmersos, comenzó el domingo 16 de mayo, pero la tendencia ascendente de los contagios se mantuvo sin alteraciones en las tres semanas posteriores a la Jornada Electoral, esto es la mayor prueba de que si bien había una tendencia al alza que no era atribuible a la elección, la Jornada Electoral no alteró esa tendencia como sí lo hubiera hecho si la misma hubiera sido un centro de contagio”, dijo.

Al participar en la presentación del informe “Comportamiento Electoral en Tiempos de Pandemia 2020-2021”, del observatorio Electoral de la Copppal (Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe) y en el seminario Elecciones en tiempos de pandemia organizado por el Parlamento Mercosur, el Consejero Presidente afirmó que esto fue posible gracias a la eficacia de las medidas implementadas por la autoridad electoral y a la responsabilidad de la ciudadanía.

“Esto demuestra que las medidas que se tomaron fueron eficaces y que hubo una gran responsabilidad de los actores políticos, pero sobre todo de la ciudadanía al momento de acudir a votar”.

Lorenzo Córdova detalló las medidas implementadas por el Instituto para evitar los contagios durante las elecciones en medio de la pandemia de COVID-19.

En primer lugar, destacó los protocolos implementados en las elecciones de Hidalgo y Coahuila durante 2020, los cuales fueron definidos con base en la experiencia internacional y se pusieron a prueba ese año con resultados exitosos que sirvieron como insumo para 2021.

Adicionalmente, el INE implementó protocolos de medidas sanitarias en diferentes etapas del proceso electoral, mismas que fueron definidas con el acompañamiento de un grupo de expertos y especialistas en materia sanitaria y de epidemiología.

El día de la Jornada Electoral, agregó, se aplicaron protocolos elementales: el uso obligatorio del cubrebocas, caretas para funcionarios, representantes de partidos y observadores electorales, la sanitización periódica de los centros de votación, se estableció que dentro de las casillas sólo podían permanecer dos electores de forma simultánea; procurar que las mesas se instalaran en lugares ventilados; solicitar a la ciudadanía que preferentemente llevara su propio marcador, entre otros.

Ante especialistas y representantes de autoridades electorales de otros países, Córdova recordó que los retos de las democracias en el mundo, además de la pandemia, aún son muchos.

“La democracia no goza de su mejor momento, no sólo por la pandemia, sino por fenómenos que aquejan a todas las democracias, nuevas o añejas”.

Entre estos fenómenos, explicó, se encuentran la insatisfacción con las promesas incumplidas de la democracia, como la desigualdad y la pobreza que aumentan; un descrédito de los órganos o instituciones democráticas como los partidos y parlamentos, así como el fenómeno de la desinformación o noticias falsas que desde 2016 ha sido uno de los grandes desafíos y, finalmente, sociedades crecientemente polarizadas.

Lorenzo Córdova destacó la importancia de la colaboración internacional y la retroalimentación que es fundamental para rescatar lo que se hizo bien y aprender de lo que no se hizo bien para mejorar de cara a futuros procesos electorales y poder enfrentar los grandes desafíos de la democracia.