Tras más de cuatro meses de búsqueda, la esperanza de hallar a Ana María Sierra y su hija Estrella, de ocho años, acabó cuando su familia fue notificada que ambas fueron localizadas sin vida. 

Por medio de las redes sociales, amigos y familiares que buscaban a la mujer y su hijo desde el pasado 18 de mayo las despiden con dolor e indignación.

La maestra del Colegio Winston, Ana María, habló por última vez con su padre, Jorge, un día antes de desaparecer, le comentó que se sentía mal tras aplicarse la vacuna y le comentó que ese día la visitaría un hombre de nombre Roberto. 

Al día siguiente, vecinos vieron salir de su domicilio, en la colonia Valle de Aragón, su camioneta con un colchón en el toldo, posteriormente se les hizo raro encontrar la casa desordenada, además faltaban algunos artículos. 

Desde ese momento, amigos, familiares y el padre de Ana María iniciaron una búsqueda incansable para dar con el paradero de este sujeto, con quien aparentemente la maestra comenzaba una relación.  

Hace unos días, la Fiscalía de Morelos contactó a la familia y tras algunas investigaciones confirmó el hallazgo de la maestra y ‘Estrellita’, su hija. 

A través de un comunicado, el padre de Ana María confirmó que la mujer y su pequeña fueron halladas sin vida y mencionó que la Fiscalía General de la República (FGR) continuará con la línea de investigación para que otorguen su debida resolución. 

“El papá de Anita y también abuelo de Estrellita, así como el papá de la pequeña Estrella, familiares, compañeros y amigos, piden justicia para que este lastimoso acontecimiento no quede impune”, asienta el comunicado firmado por el papá de Ana, Jorge Sierra, y de Estrella, Rodrigo Flores.

Fuente: excelsior