La desaparición de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la crisis migratoria en el sur de México no fueron temas de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinos y Caribeños (CELAC), reconoció el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard.

En conferencia de prensa para realizar un balance de lo logrado en el encuentro de 31 países, aclaró que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no busca eliminar a ese órgano, sino impulsar el fortalecimiento de la CELAC, como principal institución de defensa de los intereses latinoamericanos.

Sobre el tema de migración, en específico el caso de las personas de Haití que intentan llegar, a través de México, a Estados Unidos, el canciller dijo que el tema no estaba en la agenda, la cual se preparó con meses de antelación.

Tampoco fueron discutidas las problemáticas que aquejan a la región, como el narcotráfico, en especial de cocaína y la violencia, confirmó Ebrard.

Fuente: 24 horas