Este domingo el presidente municipal de Tula, Hidalgo, Manuel Hernández Badillo, emitió lo que representa la cuarta alerta de inundación de esta localidad en 12 días y pidió evacuar la ciudad, ante la posibilidad de desbordamientos del río que atraviesa la capital tolteca.

El edil lamentó que la población esté viviendo en la zozobra y responsabilizó al Túnel Emisor Oriente (TEO) de esta situación.

“Hoy se está mostrando que es por una razón (las inundaciones); porque se echó a andar el Túnel Emisor Oriente. Normalmente recibíamos el agua residual del Túnel Emisor Central, la diferencia es que ahora recibimos de los dos túneles grandes cantidades de agua”, explicó.

El alcalde pidió poner una solución definitiva a este problema, pues dijo, que  “los tulenses no podemos vivir en la zozobra permanente, con el miedo permanente de que cada temporada de lluvias nos vamos a inundar”.

Hernández Badillo estimó que será durante la madrugada en que se registre la mayor crecida del caudal, el cual se encuentra a un metro y 10 centímetros de llegar a su límite, la tarde de este domingo.

La noche y madrugada del 6 y 7 de septiembre pasados, esta ciudad se inundó afectando más de 3 mil viviendas de nueve colonias y dejando más de 30 mil personas damnificadas por el desbordamiento del río Tula que recibe las anuas negras del Valle de México.

La segunda alerta de inundación y por consecuencia del llamado a evacuar se dio el día siguiente por el desbordamiento de una presa ubicada en Jilotepec, Estado de México; la tercera alerta se emitió el 17 de septiembre por una granizada que evidenció los daños al sistema de drenaje de la ciudad que dejó la inundación.

El río Tula atraviesa por ocho municipios del estado hasta desembocar en la presa de Zimapán, todos con daños provocados por la inundación.

En su edición del 9 de septiembre, el presidente de la Sociedad Ecologista Hidalguense (Sehi), Marco Antonio Moreno Gaytán, declaró a Excélsior que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) debe dar explicaciones claras de lo que ocurrió para que se registrara la inundación de Tula.

Cuestionó que resumir que se debió a un desastre natural, es minimizar un posible mal manejo del Túnel Emisor Oriente (TEO), inaugurado hace dos años.

El activista recordó que este proyecto se inauguró en diciembre de 2019 y durante 2020 la zona centro del país registró poca afluencia de lluvias y sequía en varios municipios, por lo que no se tuvo la experiencia necesaria para su manejo.

Fuente: excelsior