Mauricio Conde Olivares

Ahora que conmemoramos un aniversario más de los terremotos de 1985 y de 2017 acaecidos en mismo 19 de septiembre, he desempolvado de mis archivos un texto que será regocijo de aquellos que alientan la teoría conspirativa del imperialismo yanqui y los supuestos daños que ocasionan tanto a América Latina como al resto del mundo.

En lo personal, durante los temblores del 85 me desempeñaba como Jefe de Información de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, cuyo edificio sede resultó seriamente afectado allá en la confluencia del Eje Central y avenida Xola, como se muestra en la fotografía adjunta.

Y salió  el tema a colación porque con motivo del pasado terremoto que fue tan devastador en Haití se desataron varias hipótesis que apuntaron hacia los máximos secretos militares de los Estados Unidos, juzgue usted estimado lector:

Un reporte preparado por la Flota Rusa del Norte indicó que el sismo que ha devastado a Haití fue el “claro resultado” de una prueba de la Marina Estadounidense por medio de una de sus “armas de terremotos”.

Monitorean actividades navales de EU en el Caribe

La Flota del Norte ha estado monitoreando los movimientos y las actividades navales de EU en el Caribe desde 2008 cuando los estadounidenses anunciaron su intención de restablecer la Cuarta Flota que había sido disuelta en 1950, a lo que Rusia respondió un año después con una flota Rusa encabezada por el crucero nuclear “Pedro el Grande”, comenzando sus primeros ejercicios en esta región desde finales de la Guerra Fría.

Desde finales de la década de 1970, los Estados Unidos han “avanzado enormemente” el estado de sus armas de terremotos y, según estos informes, ahora emplea dispositivos que usan una tecnología de Pulso, Plasma y Sónico Electromagnético Tesla junto con “bombas de ondas de choque”.

El informe compara además la experimentación de la Marina Estadounidense de dos de estas armas de terremotos, cuando la prueba en el Pacífico causó un terremoto de magnitud 6.5 azotando el área alrededor de la ciudad de Eureka, en California sin causar muertes, pero con su prueba en el Caribe que causó ya, la muerte de al menos 140.000 inocentes.

Plan de EU de la destrucción de Irán

Según lo indica el reporte, es “más que probable” que la Marina Estadounidense haya tenido “conocimiento total” del catastrófico daño que esta prueba de terremoto podría tener potencialmente sobre Haití y que había pre-posicionado a su Comandante Delegado del Comando del Sur, el General P.K. Keen, en esa isla para supervisar las labores de ayuda si fuesen necesarias.

En cuanto al resultado final de las pruebas de estas armas por parte de los Estados Unidos, advierte el reporte, está el plan de los Estados Unidos de la destrucción de Irán a través de una serie de terremotos diseñados para derrocar a su actual régimen Islámico.

Según el informe mencionado, el sistema experimentado por los Estados Unidos (proyecto HAARP) permitiría además crear anomalías climatológicas para provocar inundaciones, sequías y huracanes.

Terremoto creado por radiofrecuencia

De acuerdo a otro informe coincidente, se tienen datos para establecer que el terremoto en Sichuan, China, el 12 de mayo de 2008 con una magnitud de 7.8 Richter, fue creado también por la radiofrecuencia del HAARP.

Al existir una correlación entre la actividad sísmica y la Ionosfera, mediante el control de la Radiofrecuencia inducida por Hipocampos, en el marco de HAARP, se concluye que:

1. Los terremotos en los que la profundidad es linealmente idéntica en la misma falla, se producen por proyección lineal de frecuencias inducidas.

2. La configuración de satélites permite generar proyecciones concentradas de frecuencias en puntos determinados (Hipocampos).

3- Se han elaborado un diagrama de sucesión lineal respecto de los terremotos denunciados en que casualmente se produjeron todos a la misma profundidad

Venezuela el 8 de Enero 2010. Profundidad 10 kms.

Honduras el 11 de Enero 2010. Profundidad 10 kms.

Haití el 12 de Enero 2010. Profundidad 10 kms.

El resto de las réplicas tuvieron profundidades de alrededor de 10 kms.

Convocan a la tripulación para dirigirse hacia Haití

Luego del terremoto, el Pentágono dijo que el buque hospital USNS Comfort, que se encontraba anclado en Baltimore, comenzó a llamar a su tripulación para partir hacia Haití, aunque podrían transcurrir varios días hasta la llegada del buque. El almirante de la Armada Mike Mullen, jefe de Estado Mayor Conjunto, dijo que el Ejército de Estados Unidos trabajaba preparando la respuesta de emergencia a este desastre.

Fraser, del Comando Sur (SOUTHCOM), dijo que barcos cúter de la Guardia Costera de Estados Unidos y buques de la Armada en la región se enviaron también para ofrecer ayuda aunque tienen suministros de alivio y de helicópteros limitados. El super portaviones USS Carl Vinson enviado de la base naval de Norfolk, Virginia, con una dotación completa de aviones y helicópteros llegó a Haití a primeras horas de la tarde del 14 de enero, añadió Fraser.

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), ya operaba en Haití antes del sismo.

Obama informado del terremoto

El entonces presidente Obama fue informado del terremoto a las 5:52 de la tarde del 12 de enero y solicitó a su personal que se asegure de que los empleados de la embajada estuvieran a salvo y que comenzaran los preparativos para proporcionar la ayuda humanitaria que sea necesaria.

De acuerdo al reporte ruso, el Departamento de Estado, USAID y el Comando Sur de los Estados Unidos comenzaron su trabajo de “invasión humanitaria” al enviar al menos 10.000 soldados y contratistas, para controlar, ahora en lugar de la ONU, el territorio haitiano luego del devastador “terremoto experimental”.

Y hasta aquí la teoría conspirativa, dónde aún queda vigente el foco de máxima atención que es Irán para los Estados Unidos, así que ahora deberemos estar pendientes de aquellos terremotos derivados de la misma profundidad, 10 kilómetros, según el reporte ruso.

Aumento en productos de la canasta básica

En otro orden de ideas,  ahora que se dio el Grito de Independencia, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) reportó la variación de precios de los productos de la canasta básica del 15 de agosto al pasado 15 de septiembre con los siguientes aumentos: limón 85%; chile serrano 41.03%; frijol 39.47%; jitomate28.57%; naranja 28.57%; cebolla 20.69%; tomate 20%; papel higiénico 20%; aguacate 16.67%; gelatina de sobre 15.38%; arroz 14.29%; atún enlatado 11.76%.

“La inflación sigue flagelando la economía familiar, aun habiendo una ligera mejora, la realidad del mercado nos habla, como lo demuestra el presente sondeo, que la escalada inflacionaria sigue siendo una constante que mina el poder de compra de las familias mexicanas”, comentó Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC.

Para celebrar el Día de la Independencia, en distintos Estados el grito fue virtual por la pandemia o a puerta cerrada; el horario de la venta de alcohol fue restringido y la celebración se hizo en casa, viendo el grito por la tele. El costo promedio de la cena para 10 personas osciló entre los 1,500 y los 2,000 pesos, según el menú que se determinó  (tostadas de pata, tostadas de tinga, pozole, pambazos).

Cuauhtémoc Rivera hizo votos por que en el pasado Grito de Independencia los mexicanos hayamos aprendido la lección, prestos y puestos a corregir nuestro estilo de vida depredador y consumista por uno de pleno respeto al medio ambiente, a nuestro planeta, con la convicción ética de heredar a las futuras generaciones, a nuestros hijos y nietos un planeta habitable y así garantizar su derecho a vivir; empero, lo anterior será motivo de posterior análisis en otra entrega de HORA 14.

mauricioconde59@outlook.com

Twitter:  @mauconde