Santiago Nieto, director de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), aseguró que la dependencia para la que trabaja no investigará a las universidades ni a los académicos que trabajan en ellas, esto en medio de la polémica generada con una propuesta de Morena en el Senado de la República este jueves 23 de septiembre.

A través de redes sociales, el funcionario especificó que dentro de las funciones de la unidad técnica de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que dirige no está el escudriñar las finanzas de las instituciones de educación superior, pues sus acciones se concentran en la prevención y combate al lavado de dinero. Por lo que en un tono claro y preciso, Nieto castillo puntualizó que esta dependencia no podría atender el exhorto del senador Armando Guadiana.

“La UIF fue creada para prevenir y combatir el lavado de dinero y los delitos relacionados así como para bloquear a quien use recursos ilícitos. NO para investigar instituciones académicas o a sus integrantes, que no se encuentren en dichos supuestos”.

Esta publicación sale a la luz el mismo día en el que el Guadiana Tijerina, senador de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), promovió, a título personal, que la UIF y la Auditoría Superior de la Federación (ASF), así como las auditorías superiores locales, deben de investigar las finanzas de las universidades autónomas de México.

No es una postura, es una iniciativa personal que presenté, tanto para que investigue la Auditoría Superior de la Federación, como la Unidad de Inteligencia Financiera, los fondos federales y los fondos estatales, las auditorías superiores; me refiero a todas las universidades, porque en muchas, no quiero decir que todas, pero en una gran parte no se bien invierte el dinero en la parte de educación”, postuló el egresado del Tec de Monterrey.

Aunado a esto, se debe de considerar que es un momento particularmente tenso para el cuerpo de investigadores en México, pues el miércoles 22, la Fiscalía General de la República (FGR) confirmó que solicitó, por segunda ocasión, el arresto de 31 científicos adscritos al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), quienes son investigados por su presunta responsabilidad en cometer delitos patrimoniales en contra del erario público.

De acuerdo con la fiscalía a cargo de Alejandro Gertz Manero, los presuntos delincuentes violaron la Ley de Ciencia y Tecnología y por la Ley Orgánica del propio Conacyt, pues supuestamente, en su carácter de servidores públicos, financiaron una empresa a la que se adhirieron bajo la aprobación de un estatuto interno.

Sin embargo, un juez rechazó la solicitud de la FGR, ya que consideró que la empresa privada creada, autorizada y fondeada por el grupo de científicos del Conacyt no usó recursos federales destinados a la investigación, con los cuales compraron muebles, vehículos, inmuebles, pagaron salarios y servicios directos.

Ante este contexto, numerosas voces salieron en defensa de las universidades y los cuerpos de académicos e investigadores que trabajan al interior de ellas. De tal razón que Movimiento Ciudadano (MC), el Partido Acción Nacional (PAN) y un personaje prominente de Morena ya descalificaron la iniciativa de Armando Guadiana y esperan que los científicos en la mira de la FGR no sean castigados.

Esto porque Xóchitl Gálvez, senadora del blanquiazul, y Ricardo Monreal, líder del partido guinda en el Senado de la República, manifestaron su animadversión ante la supuesta persecución a los científicos y a la propuesta del egresado del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

Aunado a ellos, el partido naranja emitió, la noche del miércoles, un boletín en el que condenaba la investigación de los 31 investigadores del Conacyt y exigió que el gobierno apoye a las universidades.

Fuente: Infobae