A cuatro días de que las alcaldías cambien de administración, los integrantes de la Unión de Alcaldías de la Ciudad de México (UNACDMX) dieron a conocer que presentaron un oficio dirigido a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, para que se declare una suspensión de términos.

En conferencia de prensa, la vocera de la UNACDMX, Lía Limón García, explicó que se busca aplicar la suspensión de términos para este proceso de transición (los últimos días de los actuales alcaldes y también de los primeros días de las nuevas administraciones).

Sobre el motivo para aplicar esta suspensión que implica el poder conocer el estatus de los procesos administrativos e internos de cada alcaldía, destacó que es para lograr un inicio ordenado de administración.

A la par, señaló que se teme que se estén dando permisos o de asignación de recursos que estén comprometiendo a las alcaldías.

“La atención de solicitud de términos es para garantizar la gobernabilidad en las alcaldías”, subrayó.

La también alcaldesa electa de Álvaro Obregón subrayó que denunciarán las irregularidades que encuentren en las alcaldías.

A la par, Lía Limón informó que no han recibido respuesta por parte de la jefa de Gobierno, sobre la última solicitud de ampliación líquida presupuestal para el último trimestre de este 2021.

“Apenas a cuatro días de tomar posesión, no hemos  tenido respuesta de la jefa de Gobierno. Resulta contradictorio que el gobierno de la Ciudad de México argumente falta de recursos cuando está creando estructuras paralelas innecesarias”, sentenció.

Inseguridad

Los alcaldes de la UNACDMX dieron a conocer que implementarán un modelo de seguridad regional, a partir del caso de éxito en Benito Juárez.

Señalaron que el compromiso es disminuir los índices delictivos y blindar las siete alcaldías que estarán bajo su mando.

Lía Limón recordó que en tres de las dieciséis demarcaciones de la  urbe, dos de las cuales forman parte de la UNACDMX, existe un saldo positivo en cuanto a la percepción de seguridad: Benito Juárez, donde 67.8% de la población se siente segura y Cuajimalpa con 63.9 por ciento.

En ese tenor, Santiago Taboada Cortina, alcalde reelecto en Benito Juárez, sostuvo que han invertido en tecnología y capacitación de los policías, apoyados con un sistema de video cámaras y arcos de última generación para rastrear las placas de vehículos en tiempo real o realizar identificación facial.

Agregó que en este nuevo modelo las alcaldías también deben trabajar con la policía de proximidad.

Por su parte, Sandra Cuevas Nieves, alcaldesa electa de Cuauhtémoc, recordó que  para su demarcación se adquirirán 100 nuevas patrullas, 50 motopatrullas, contratación  de nuevos elementos de proximidad certificados, torres de control y cámaras de video vigilancia en calles.

Fuente: El Economista