La influencer y empresaria Mariana Rodríguez reveló los planes que prepara para Nuevo León una vez que su esposo, Samuel García, rinda protesta como gobernador del Estado el próximo 3 de octubre. 

Recientemente Rodríguez recorrió todo el Estado con su esposo el gobernador electo, destacando temas como la violencia familiar, el embarazo adolescente, el combate a la obesidad y el apoyo a emprendedores como algunos en los que se enfocará en la oficina que creará. 

¿Buscará un puesto de elección popular? 

Mariana Rodríguez fue cuestionada sobre la posibilidad de buscar un cargo de elección popular, al respecto, no descartó la posibilidad aunque aseguró que lo tomaría si el propósito fuera ayudar a la población. 

“Pues no lo descarto porque la vida me ha puesto en lugares que no pensé tan pronto. Si en algún momento lo considero o me lanzo para algo, mientras sea para ayudar y que sea algo que yo quiero y que nadie me imponga, pues lo haremos”, dijo en entrevista para Milenio. 

Creará “Amar a Nuevo León” 

La empresaria señaló que no tomará la presidencia del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), como sucede con las esposas de los gobernadores en Nuevo León. 

“Siento que es un rol simbólico y que se le designa automáticamente a la esposa del gobernador y yo quiero romper con ese molde, o sea, creo que Samuel y yo nos hemos posicionado mucho como pareja, que nos complementamos uno al otro, no el yo estarle haciendo un favor en un puesto”, dijo. 

Detalló en entrevista que en su lugar crearán la oficina “Amar a Nuevo León” desde la que trabajará con todas las secretarías, enfocándose en temas de las mujeres, la niñez y el emprendimiento. 

Fuente: El heraldo de México