Mauricio Tabe, alcalde electo de Miguel Hidalgo advirtió que su gobierno será un aliado de quien emprenda y genere trabajo, por lo que el cuerpo de verificadores adscrito a la administración local estará bajo una estricta vigilancia para evitar actos de corrupción o extorsiones a negocios. 

Durante la conferencia de prensa de la UNA CDMX, Tabe señaló que en el periodo de transición recibieron quejas a través las redes sociales y mensajes de WhatsApp denunciando que gente de la alcaldía ha estado pidiendo dinero.

El alcalde electo sostuvo que su gobierno pondrá mucha atención al trabajo que realicen estos servidores públicos para que no anden pasando la ‘charola’ entre comerciantes o empresarios, porque una de las prioridades es que Miguel Hidalgo sea una alcaldía en donde se tenga buena fama de que se puede trabajar.

“Y no que el gobierno sea un enemigo que les va poniendo el pie”, abundó. 

A unos días de que inicie el nuevo gobierno, enfatizó que la ciudadanía no debe dejarse engañar, pues ningún funcionario o servidor público que cobre por un trámite o autorización  les hará ‘el paro’ para que éste avance.

Puntualizó que aquel que pague por un trámite será bajo su propio riesgo, porque este nuevo gobierno no se los podrá garantizar, por lo que invitó a acercarse a la autoridad para que con todas las facilidades pueda darse trámite a todas y cada una de las peticiones ciudadanas.

“Por eso nosotros hemos hecho una labor de difusión de que no se dejen sorprender por coyotes”, subrayó.

Fuente: 24 horas