Las remesas familiares impusieron nueva marca en agosto, el monto reportado por el Banco de México (BdeM) fue el más alto desde que se tienen registros.

BBVA Research destacó que este auge se explica por mejoras en las condiciones de empleo en Estados Unidos, pues en el octavo mes la tasa de desempleo descendió a 5.2 por ciento y destacó que los empleos de la población hispana se han recuperado más rápido que el promedio nacional.

El BdeM informó este viernes que en agosto los envíos de dinero de mexicanos que viven en el extranjero se ubicaron en 4 mil 744 millones de dólares, el monto más alto desde 1995, cuando comenzaron los registros.

La cifra es 4.4 por ciento más alta en comparación a la reportada en julio, que fue de 4 mil 540 millones de dólares.

En el octavo mes del año las remesas crecieron 32.7 por ciento comparadas con el mismo periodo de 2020.

Es la cuarta ocasión, en lo que va del año, que el envío de divisas al territorio mexicano ha superado su máximo histórico, las ocasiones pasadas fueron en marzo, mayo y julio de este año.

De enero a agosto, los envíos de divisas extranjeras al país, principalmente de connacionales que viven en Estados Unidos, acumularon 32 mil 931 millones de dólares, un avance de 24.8 por ciento en comparación con igual lapso del año pasado, cuando sumaron 26 mil 395 millones de dólares.

Por lo anterior, el acumulado del año también impuso récord en su comparación con otros periodos similares desde 1995.

El flujo acumulado de los ingresos por remesas en los pasados 12 meses fue de 47 mil 140 millones de dólares, que supera al flujo acumulado en 12 meses reportado en julio, que fue 45 mil 971 millones de dólares.

El banco central especificó que 4 mil 706 millones de dólares fueron enviados por transferencias bancarias, mientras 17 millones fueron mediante giros postales y 19 millones de dólares en efectivo y especie.

El monto promedio de divisas enviadas por trabajadores mexicanos que laboran en el extranjero fue de 387 dólares en agosto, monto superior en 12.8 por ciento al promedio de igual mes del año anterior y menor en 3 dólares al registrado en julio. El promedio acumulado en los primeros ocho meses es de 373 dólares.

En los primeros ocho meses del año, 99 por ciento del total de los ingresos por remesas fue a través de transferencias electrónicas, al ascender a 32 mil 610 millones de dólares.

En el periodo de referencia, los envíos de divisas al territorio mexicano efectuadas en efectivo y especie y los giros postales constituyeron, cada una, 0.5 por ciento del monto total, al presentar niveles de 167 millones y 154 millones de dólares, respectivamente.

Señaló que datos del Consejo Nacional de Población (Conapo) indican que existe una reconfiguración en el mapa migratorio en México en 2020, donde la región tradicional ya no tiene hegemonía en el tema migratorio frente a otras regiones. Zacatecas, Michoacán, Nayarit y Guanajuato fueron las entidades con mayor grado de intensidad migratoria el año pasado.

Analistas de Grupo Monex consideran que el monto de remesas en agosto es “una noticia positiva para el consumo interno de nuestro país”.

Señalaron que las remesas siguen siendo uno de los indicadores más destacados para la perspectiva económica de México.

Explicaron que si bien en agosto se pudo registrar una contracción moderada en la actividad económica, los flujos máximos de las remesas contribuirían a un rebote dinámico una vez que las condiciones sanitarias mejoren.

Fuente: La Jornada