La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) retiró del mercado 129 mil 937 paquetes de sopas instantáneas, correspondientes a 12 productos, de nueve marcas distintas, no sólo Maruchan.

El titular de la Profeco, Ricardo Scheffield, expuso durante la conferencia de prensa realizada este lunes en Puebla, las causas del retiro que van desde publicidad engañosa hasta riesgos para la salud, como cuando se mete el vaso al horno de microondas.

“El de la sopa Maruchan que viene en un vasito de plástico, dice ahí, en unas letras microscópicas, que no se meta al microondas. Yo los invito a que vean como en todos lados los venden al público y los meten al microonda para calentarlos. Como no están usando como el resto de las marcas contenedores de cartón encerado sino están usando este poliestileno, este plástico expandible, cuando se calienta en el microondas le transfiere químicos a la sopa que son dañinos para la salud, más si lo estás tomando con constancia”, expuso.

Sugirió revisar la revista del Consumidor, a disposición desde hoy, para consultar todo el estudio al respecto.

Uno de los productos analizados, por ejemplo, dice tener queso y pollo no tiene ni trazas de esa carne, esto es, publicidad engañosa. “Ahora sí que besando un pollo obtiene uno más pollo que con esa sopa”.

Puntualizó que la Ramen, de Maruchan, promociona verduras pero sólo tiene 0.8 gramos de vegetales “le cabe en la punta de la uña, eso sí, en la foto viene con chícharos, con zanahorias, como si fuera algo muy saludable”.

En tanto, la marca Knorr, la “única mexicana que nos tocó”, no da información certera de las calorías contenidas, es decir, buscan esconder el valor calórico alto, “por eso esas sopas son tan atractivas, tienen mucha sal, tiene mucho azúcar, sabe bueno pero no es tan bueno para uno”.

Fuente: La Jornada