La audiencia inicial del excandidato presidencial Ricardo Anaya Cortés volvió a posponerse un mes, debido a que la defensa solicitó más tiempo para revisar los tomos que recién integró la Fiscalía General de la República (FGR) a la carpeta de investigación.

El próximo 8 de noviembre el panista tendrá que presentarse a comparecer, por videoconferencia, ante un juez federal por los delitos de lavado de dinero, cohecho y asociación delictuosa.

El pasado 26 de agosto, la audiencia ya se había pospuesto ante la falta de acceso a la carpeta de investigación para garantizar el derecho a una defensa adecuada.

La nueva audiencia estaba programada para este lunes a las 9:00 horas, pero inició alrededor de las 10:30. Autoridades confirmaron que Ricardo Anaya se conectó puntualmente, aunque se desconoce si efectivamente estaba dentro de territorio nacional, tal como había ordenado el juez.

En cuanto inició la comparecencia se decretó un receso para verificar el hecho de que la FGR agregó tomos a la carpeta de investigación.

Los abogados de Ricardo Anaya señalaron que el 1 de octubre la fiscalía incluyó 1,000 fojas a la averiguación.

La diligencia fue dirigida de manera virtual por el juez de control Gustavo Aquiles Villaseñor, del Centro de Justicia Penal Federal con sede en el Reclusorio Norte, quien finalmente resolvió diferir la audiencia inicial del caso.

Esta mañana, antes de presentarse ante el juez, Ricardo Anaya publicó un video en el que afirma que la fiscalía ordenó reabrir el expediente con las acusaciones de 2018 por presunto delito de lavado de dinero, del cual fue exonerado por la misma institución.

La orden se habría hecho de forma oficial el pasado 1 de septiembre, de acuerdo con el documento mostrado por el panista, y es en referencia a la supuesta compra-venta irregular de una nave industrial en Querétaro.

Este fin de semana, previo a la audiencia, se dio a conocer que el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, ratificó ante la FGR –por tercera ocasión– que entregó 6 millones 800,000 pesos a Ricardo Anaya con el propósito de aprobar la reforma energética del entonces presidente Enrique Peña Nieto.

“Con Ricardo Anaya Cortés, en el contexto de la aprobación de la reforma energética, puedo señalar que fueron varias (reuniones), en octubre de 2013, febrero y junio de 2014”, sostuvo Lozoya Austin en su declaración, de acuerdo con el diario La Jornada .

Fuente: expansión política