Aun cuando reconoció que le da tristeza no acudir a la entrega de la medalla Belisario Domínguez a la maestra Ifigenia Martínez, en el Senado de la República, el presidente Andrés Manuel López Obrador ratificó su decisión de no estar presente en la ceremonia programada para este jueves 7 de octubre. 

Desde el Puerto de Veracruz, el mandatario compartió que además de admirarla, la quiere mucho, solo que no hay necesidad de exponer la investidura presidencial frente al anuncio de la senadora Lilly Téllez de llamar a faltarle al respeto al titular del Ejecutivo federal.

“Es una situación muy bochornosa, porque cuando se trata de protestas de mujeres, uno tiene que ser mucho más respetuoso, muchísimo más respetuoso y no tiene caso, no hay necesidad de exponernos, no es Andrés Manuel, es la investidura presidencial y tiene que haber respeto”, subrayó el presidente.

López Obrador agregó que el doble discurso y la doble moral “están en decadencia” y hoy la gente no se deja engañar como antes.

Fuente: excelsior