El ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, habló este miércoles sobre la reunión que sostuvo con científicos y exfuncionarios del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) que son investigados por la Fiscalía General de la República (FGR).

En conferencia de prensa, señaló que se limitó a escucharlos y que les pidió tener confianza en el actuar del Poder Judicial federal en el caso que lleva la FGR en su contra por posible lavado de dinero, peculado y delincuencia organizada.

“(En la reunión) simplemente los escuché y les expresé que tuvieran confianza en que el Poder Judicial federal iba a seguir actuando con independencia e imparcialidad”, dijo.

Zaldívar aseguró que el Poder Judicial está jugando un papel importante a través de sus juezas y jueces en este y otros casos de la agenda nacional.

“Yo no puedo, ni debo ni lo haría, llegar a ningún acuerdo con nadie, no es mi papel, tampoco es mi papel sugerirle a un juez o jueza cómo debe resolver”, agregó sobre el tema.

Las declaraciones del ministro coincidieron con la comparecencia que tuvo este mismo miércoles Patricia Zúñiga, exsecretaria y fundadora del Foro Consultivo Científico y Tecnológico del Conacyt, ante la FGR; sin embargo, Zúñiga se reservó su derecho a declarar sobre los hechos que se le imputan.

La reunión entre Zaldívar y los académicos y exfuncionarios se llevó a cabo el 29 de septiembre, luego de que se diera a conocer que un juez negó por segunda ocasión girar 31 órdenes de aprehensión por denuncias presentadas por la actual administración del Conacyt.

Según la acusación, los integrantes del Foro Consultivo recibieron ilegalmente 50 millones de pesos del Conacyt durante la administración de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Sobre este asunto, la Corte emitió hace unos meses una resolución en favor del Foro Consultivo, pues determinó que era legal que esta asociación recibiera recursos públicos.

En caso Ayotzinapa, “Poder Judicial cumple su papel”

Zaldívar dio una respuesta similar cuando se le cuestionó sobre el caso Ayotzinapa, en el que familias y abogados reclaman al Poder Judicial dejar en libertad a todas las personas encarceladas inicialmente por la desaparición de los 43 normalistas.

“El Poder Judicial no es el que investiga los delitos, a nosotros nos toca procesar a quien consignan y resolver los amparos de las personas que son procesadas. El Poder Judicial está cumpliendo con su papel. Estamos haciendo de la mejor manera posible la parte que nos corresponde. Esto no quiere decir que no pueda haber algunas sentencias de algunos jueces que puedan ser cuestionadas”, reconoció.

Asimismo, mencionó que las liberaciones de los imputados se dieron porque un tribunal colegiado resolvió que se cometió tortura durante los interrogatorios.

“Hemos puesto todo nuestro empeño en el ámbito de nuestras responsabilidades para que el tema se resuelva”, dijo.

La SCJN busca inclusión de personas con discapacidad

En la misma conferencia, Zaldívar recordó que recién se dio a conocer que la Suprema Corte lanzó un mecanismo de consulta para echar a andar una política pública de inclusión para personas con discapacidad.

El ministro dijo que se busca que por lo menos el 3% de los funcionarios de la Corte sean personas con discapacidad.

¿Y la ampliación de mandato?

Zaldívar también fue cuestionado sobre el proyecto mediante el cual la Corte resolverá la ampliación de mandato de su presidencia, lo cual se esperaba que ocurriera entre julio o agosto de este año.

El proyecto es elaborado por el ministro José Fernando Franco González Salas, quien en un par de meses concluirá su gestión en la Suprema Corte y cuyo documento previo establece que ninguna ley secundaria está por encima de la Constitución.

Zaldívar señaló que el proyecto está por concluirse y que posiblemente se revisará en una próxima sesión pública.

Aborto y objeción de conciencia

Zaldívar resumió los tres fallos que emitió la Suprema Corte en septiembre pasado sobre la interrupción del embarazo y la objeción de conciencia del personal médico.

“(Con) la resolución de la objeción de conciencia la SCJN no niega el derecho de la objeción de conciencia, sino que invalidó un precepto de la Ley General de Salud porque establecía una objeción de conciencia abierta, ilimitada, y de permanecer así hubiera ocurrido que este instrumento se utilizara para vulnerar el derecho de las mujeres y personas gestantes a la interrupción del embarazo”, aclaró.

La Corte, agregó, resolvió que existe este derecho, pero debe tener lineamientos para que esto no implique anular el derecho de las mujeres que quieren interrumpir su embarazo; esto, partir del fallo sobre la despenalización del aborto y la invalidez del término “protección de la vida desde la concepción”.

“Se cuidó el derecho de la objeción de conciencia, pero también de los pacientes. La Corte dictó tres fallos que vinieron a cambiar el paradigma de las mujeres (…) Con estas tres decisiones se fortalece la vida de todas las mujeres y personas gestantes”, expresó el ministro.

Fuente: expansión política